Michel Alexander Nieva salió de su casa, el 21 de julio de 2020, en plena primera ola de pandemia a robar, ingresando a dos viviendas del B° San Miguel de la ciudad de Alberdi, donde pudo sustraer dos rodados.

Mediante un juicio abreviado, el malviviente fue condenado, previo a haber reconocido ser el autor de ambos robos, ocurrido con un par de horas de diferencias.

El acuerdo previsto en el artículo 376 del Código Procesal Penal de Tucumán fue impulsado por el fiscal Ramón Enrique Rojas, titular de la Unidad de Investigación y Enjuiciamiento de Delitos del Ministerio Público Fiscal contra la propiedad del Centro Judicial Concepción, quien además solicitó la acumulación de otras causas que el sujeto de 22 años tenía pendientes.

El sujeto, ese día había actuado con otro cómplice, y con el trabajo investigativo, y las cámaras de seguridad de vecinos, pudieron tener información sobre el condenado, quien fue detenido meses después, luego de intentar vender una motocicleta que había sido denunciada como robada.

Tras haber admitido su culpabilidad, el delincuente fue declarado autor penalmente responsable de los hechos intimados, recibiendo una pena de cumplimiento efectivo que deberá purgar por tres años en el penal Nº III de Concepción.