Desde la Dirección de Defensa Civil advirtieron que desde las 6.30 rige para todo el territorio provincial un alerta Naranja por posibles lluvias fuertes con posibilidad de caída de granizo y actividad eléctrica. 

Asimismo, informaron que la tormenta de anoche no trajo mayores consecuencias a pesar de la cantidad de agua que cayó (40-50 milímetros). «Esto tiene que ver con que, a diferencia de las tormentas anteriores, esta cantidad cayó en un espacio de 3 a 4 horas y no en poco tiempo, lo que le dio la posibilidad de que no se sature el sistema pluvial», afirmó el subdirector de Defensa Civil de la Provincia, Ramón Imbert.

Por otro lado, el funcionario agregó que «tuvimos vientos de hasta 50 kilómetros por hora lo que ocasionó caída de árboles y tendido eléctrico en algunos puntos de San Miguel de Tucumán y Banda del Río Salí, pero sin mayores consecuencias».

Imbert además añadió que en Tafí Viejo hubo que ayudar a 25 familias que tuvieron problemas de anegamientos en sus viviendas, «pero que ya están siendo asistidos por las áreas sociales».

Finalmente desde la Dirección Provincial de Vialidad informaron que no se encuentra cortado ningún camino, pero si que hay que circular con precaución por la ruta provincial 307, camino a los valles, porque está trabajando maquinaria.