Anoche, los propietarios de los gimnasios de pesas y deportivos de Monteros se reunieron para avanzar en el protocolo que será presentado ante el Comité de Crisis Municipal.

Walter Muñoz, Emiliano Mentz, Fernando Barón, Luciano Grezzana, Marcelo Garcia y Juan Guanuco se reunieron nuevamente para avanzar sobre las medidas que presentaran al municipio para poder reabrir sus locales. Cabe destacar que ya hubo una primera reunión, donde participaron más propietarios.

Marcelo Garcia, propietario de Hammer, indicó que hubo una unión muy importante entre los representantes de los gimnasios de Monteros. «Las reuniónes fueron para hablar sobre las condiciones de higienes y seguridad para que los deportistas puedan retomar con sus hábitos de entrenamientos», dijo. «Desarrollamos un protocolo para todos los gimnasios, para poner a disposición del Comité de Crisis Municipal».

Con respecto a como la llevaron en estos dos meses de cierre, Garcia comentó que algunos gimnasios brindan clases on line por las distintas plataformas que existen en internet. «También se brindó asesoramientos personales a los deportistas mediante planificaciones».

Los gimnasios esperan por abrir nuevamente con el visto de las autoridades, mientras tanto ya tienen su protocolo listo.

Algunas de las medidas a tomar

  • Los entrenamientos se organizarán en intervalos de 1 hora: 45 minutos de entrenamiento y 15 minutos para limpieza.
  • El personal de atención y los clientes utilizarán barbijos y demás elementos de seguridad que se consideren necesarios.
  • Los clientes al ingresar transitaran por un proceso de desinfección de suelas de calzados y alcohol en gel para las manos.
  • Aparatos de musculación, cardio y demás mobiliario respetarán la separación reglamentaria de 2 metros. Para las clases grupales se delimitarán sectores individuales respetando igual distancia mínima.
  • Se restringirá el acceso a personas encuadradas dentro del grupo de riesgo.
  • Los ingresantes deberán firmar una declaración jurada manifestando buen estado de salud, no prohibición de cuaretena ni vínculo cercano con personas afectadas.