Adrían Sosa en los surcos. Foto tomada de El Tucumano

Fundación Itaú anunció los reconocimientos a las obras más destacadas de la 11a edición del Premio Itaú de Artes Visuales. En esta oportunidad se inscribieron 2.784 obras, de las cuales se destacan 61 trabajos finalistas de artistas de diversas regiones del país, y 3 obras pertenecientes a la categoría especial Arte Robótico.

En este contexto, el artista tucumano Adrián Sosa fue galardonado con el Segundo Premio del certamen por su videoperformance «Casa, el abrasar del cerco». Su trabajo fue seleccionado entre las 61 obras finalistas provenientes de artistas de todo el país, representativas de múltiples disciplinas del arte.

Sosa obtuvo el Segundo Premio con ‘Casa, el abrasar del cerco’, en el que propone una lectura del paisaje de su provincia natal a partir del registro de la zafra, sobre el cual se expresó el jurado destacando que “en su cadencia y repetición, remite a una acción performática para la cámara. Registrar el trabajo implica reflexionar sobre el cuerpo del brasero y sobre la posibilidad de una acción documental a través del video, en la que el propio artista se ubica como realizador y actor en cuadro, una variable virtuosa del autorretrato en movimiento”. La recompensa por su trabajo fue de $100.000. 

Sosa es uno de los tres artistas tucumanos que llegaron a ser finalistas, junto a Rosalba Mirabella (San Miguel de Tucumán), con su instalación «Letanía», y Sonia Ruiz (Bella Vista, Tucumán), quien presentó la pintura «Sobremesa».

Fuente: El Tucumano