3 Abr 2023 - 20:23

Nafta: el gobierno confirmó qué hará con el precio en abril 

Imagen ilustrativa Los Andes

El gobierno nacional dio marcha atrás con una suba programada de impuestos a los combustibles líquidos con el objetivo de evitar lo que hubiese sido el quinto aumento consecutivo de la nafta y el gasoil. Era una decisión esperada, ya que las productoras lo trasladan a los surtidores. 

A través del Decreto 168/2023, publicado en el Boletín Oficial el 31 de marzo, Nación postergó la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (Co2) para el próximo 1 de julio de 2023. De esta manera se llegará a la nueva fecha con un total de siete trimestres congelados, más el vigente que terminará en junio. 

A finales de diciembre del año pasado el gobierno había postergado la actualización de impuestos para el primero de abril. Sin embargo, por el acelerado incremento de la inflación que el gobierno no logra controlar, se esperaba una nueva postergación que se oficializó hoy.  

“Establécese que los incrementos en los montos de los impuestos (…) correspondientes al tercer y cuarto trimestres calendario del año 2021, al primer, segundo, tercer y cuarto trimestres calendario del año 2022 y al primer trimestre calendario del año 2023, surtirán efectos para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil a partir del 1° de julio de 2023, inclusive”, dice el decreto. 

Cada vez que el Gobierno realiza un aumento en la carga impositiva a las productoras de combustibles, las empresas lo trasladan al precio final en los surtidores para evitar una pérdida de rentabilidad. Con lo cual, cada vez que Nación aplaza los impuestos lo hace para evitar nuevas subas que, en este caso, hubiese sido la quinta consecutiva y a casi 15 días de la última.  

Justamente con el incremento en los combustibles de marzo caducó el acuerdo entre el Gobierno y las productoras en el marco del programa Precios Justos, que fijó incrementos seguidos desde diciembre. En la región se registraron subas acumuladas hasta el 26% en la nafta y del 25% en el gasoil, pese a que se habían oficializado subas de un promedio de 15,8%. 

Según estimaciones de la industria, desde 2020 el Estado dejo de recaudar unos 2500 millones de dólares, de los cuales unos 1800 millones de dólares fueron sólo el año pasado. Este trimestre sumará más de 500 millones a la cuenta. 

Según está fijado por normativa que rige desde 2017, los impuestos deben actualizarse trimestralmente, en línea con las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Nación, sin embargo, la administración nacional actual los tiene congelados desde el tercer trimestre de 2021. 

No es una maniobra solo de este gobierno, pese a que la administración nacional anterior fijó la normativa vigente, también postergó impuestos, con el mismo objetivo.  

Las productoras y Nación están en negociaciones activas para intentar fijar una hoja de ruta de aumentos que cumpla con dos objetivos: primero que las empresas no pierdan rentabilidad durante el resto del año y, segundo, que sea un plan que no perjudique al gobierno nacional, en pleno año electoral.