El monterizo Cesar Nieto, licenciando en kinesiología, y ex jugador de voley de Social Monteros, Ciudad Voley, y la Selección Argentina, fue uno de los profesionales que ayudó a Diego Maradona para su regreso a las canchas en el año 1995.

«Tuve la suerte de trabajar con grandes deportistas de distintas disciplinas. Pero el más grande seguro, fue Diego Maradona. Fue en el ’95, luego del Mundial de EE.UU», había expresado Nieto a en una entrevista.

El profesional monterizo, que vive ya hace más de 30 años en Buenos Aires, comentó que conoció a Diego a través del deportologo Nestor Lentini. «Lentini que me pidió que lo vea junto a un grupo por un problema de meniscos de la rodilla derecha»»

«Me pareció un tipo muy divertido, nos trató muy bien, hasta nos invitó a cenar», cerró.