Un siniestro vial puso en aprietos a Bomberos Voluntarios de Santa Ana durante al mañana de hoy, cuando se dirigían al cerro Tatana para apaciguar el incendio que comenzó semanas atrás.

El hecho ocurrió en una finca de limones, que tiene varias pendientes. «La camioneta descendía en una zona de lomada y se quedó sin freno» confirmó el comandante de Bomberos Voluntarios de Santa Ana Rolando Asiar a la prensa.

El sitio Infoaguilares, informó que «la maniobra del conductor de dirigir el vehículo hacia una planta de limón permitió que la camioneta frenase y se evitó una tragedia», consignó.

Entre siete y diez bomberos, presentaban politraumatismos y fueron trasladados al hospital de Aguilares para recibir los primeros auxilios. Todos se encuentran fuera de peligro.