Una zafra en medio de una pandemia que obligó a mantener un estricto control sanitario, pero del mismo modo fueron más de tres meses de molienda.

Desde el 10 de junio, y hasta el este día de la Primavera, hubo 103 días de zafra, con buena tirada de caña, en donde no hubo casi párate por lluvias, por la sequía reinante, pero si para ajustar detalles en las primeras semanas.

Fue la zafra N° 91 del Ingenio, que molió por primera vez en el año 1929. «Fue una buena molienda, buena producción», dijeron desde el Ingenio.

El fin de la actividad implica para muchos trabajadores la pérdida de un ingreso económico en su lugar natal, por lo que deben salir en busca de otro trabajo de estación, pero se agrava con la pandemia, y los permisos de circulación entre las provincias.