Pasada las 13, un cabo de la policía de Tucumán fue asesinado por motochorros que quisieron robarle una motocicleta.

El cabo Roberto Lucena, se resistía a un asalto cuando un joven delicuente lo abatió a quemarropa en la avenida República del Líbano y Ecuador de la capital tucumana.

La víctima era un cabo primero que circulaba en su moto, marca Honda Wave, de color negra. De pronto, dos delincuentes lo interceptaron y se produjo un enfrentamiento con armas de fuego, consignó el diario La Gaceta.

La Policía logró identificar a los ladrones. Uno de ellos ingresó herido al hospital Avellaneda, donde permanece internado, y el otro fue aprehendido.

Uno de los integrantes del clan Acevedo es quien ingresó herido al hospital. Fuentes policiales no descartaron que haya sido un ataque premeditado y no de un asalto al voleo, consignó el mismo diario.