A más de una semana del hallazgo del cuerpo de Luis Espinoza, este martes se conocerán las nuevas imputaciones contra los policías involucrados en la muerte y desaparición del peón rural de 31 años.

«Hoy comenzarán las nuevas imputaciones por parte de la fiscal, estaba caratulado de manera provisoria como presunta desaparición, al haber reunido elementos de prueba suficiente se imputará a los policías de homicidio doblemente agravado«, contó la abogada de la familia Cynthia Campos, que dio detalles de la causa que tiene como sospechosos a nueve agentes de la fuerza y un civil, todos detenidos.

La letrada que representa a los familiares de la víctima, contó que no existe ninguna dudas sobre el policía que disparó contra Luis durante el fallido operativo llevado a cabo en la localidad de Menchor. «Las últimas pericias que se realizaron fueron las balísticas, una de las más importantes, se hizo la comparación del proyectil y de las armas que le fueron secuestrados a los policías. No hay dudas que el que le disparó a Luis Espinoza fue el oficial José Morales», señaló en LV12.

De acuerdo a los resultados de los peritajes realizados en el Laboratorio de Criminalística del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), la bala que impactó en uno de los omóplatos de la víctima salió de un arma reglamentaria Jericho 9 milímetros que pertenece al oficial Morales y que fue secuestrada en el marco de la causa.

Además del principal acusado de disparar, por el asesinato se encuentran detenidos el subcomisario Rubén Montenegro, el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos Claudio Zelaya, José Paz y Miriam González; el agente Esteban Rojas González, el vigilador comunal Sergio Santillán y otro civil, que es hermano de uno de los efectivos.

Por último, Campos añadió que «la familia de Luis Espinoza sigue sin comprender porqué pasó lo que pasó, están con miedo de lo que puede llegar a pasar más adelante pero firmes en su convicción de que se llegará hasta las últimas consecuencias. La familia pide perpetua para todos los implicados».

Fuente: El Tucumano