Los monterizos que salieron de sus trabajos después de las 13:00 se encontraron con las calles y las veredas cubiertas de agua. Ocurre que una fuerte lluvia cayó en pocos minutos y fue suficiente para dejar las calles inundadas.

Las arterias del micro centro monterizo quedaron tapadas y no logran filtrar rápido, por lo tanto, para trasladarse de una vereda a otra caminando no quedó otra alternativa que mojarse los pies.

«Después de todo la lluvia trajo alivio, así que mojarse un poquito no pasa nada» manifestó sonriendo un transeúnte al portal de noticias. De hecho la máxima es de 24ºC a las 14:30 y se espera que ascienda dos grados más, «un alivio» considerando los casi 40ºC que la población tuvo que soportar hasta ayer.