Foto tomada de Twitter @ActualidadSanMartin

A primera hora de la mañana, el Servicio Meteorológico Nacional había emitido un alerta por intensas tormentas en la provincia, y está vez el pronosticó no falló, y en la capital tucumana cayó una torrencial lluvia con granizos.

Tucumán vivió una nueva jornada calurosa con temperaturas superiores a los 35° en algunas zonas, el alivió llegó por la tarde. En algunos lugares de Yerba Buena, Tafí Viejo y San Miguel de Tucumán, hubo voladuras de chapas, arboles y postes de luz-

En Monteros llovió, pero no fue intensa, de todas manera todavía el alerta continúa. Para mañana, la máxima será de 24°, según el SMN.