La policía usó posta de gomas durante el allanamiento.

Un efectivo policial fue desvinculado de la fuerza este martes tras ser detenido por presuntas irregularidades en un allanamiento que se produjo durante el sábado por la tarde en Avenida España al 600, Barrio Ibatín.

“Desde el Ministerio de Seguridad y la Jefatura de Policía se tomaron medidas en consonancia con la decisión de la Justicia tras una serie de incidentes entre vecinos y policías ocurridos durante el fin de semana y que se viralizaron a través de las redes sociales”, explicó el Subsecretario de Seguridad José Ardiles.

Cerca de las 17, el Juzgado de Instrucción del Centro Judicial Monteros, a cargo del Dr. Mario Velazquez, ordenó la detención del efectivo de 40 años, quien se desempeña en la comisaría local

“Inmediatamente desde el Ministerio de Seguridad y Jefatura de Policía se dispuso la desvinculación del empleado mientras dure la investigación procesal, disponiéndose su pase a situación pasiva”, anunció Ardiles.

“La Jefatura de Policía impulsa actualmente una serie de medidas de reentrenamiento en las unidades operativas dirigidas a afianzar preceptos sobre derechos humanos y garantías constitucionales, enmarcados en un estado democrático con el fin de lograr siempre y en todo momento la mayor confianza con la ciudadanía como servidores públicos”, enfatizó el funcionario.