La policía usó posta de gomas durante el allanamiento.

«Estábamos comiendo con mis suegros, mis cuñados, mi marido y mis hijos, cuando sopresivamente ingresaron con escopeta la policía», dijo Pamela Armas en su muro de Facebook, donde adjunto fotos y vídeos del «operativo».

El hecho se produjo durante la noche del sábado en Avenida España al 500, en pleno barrio Ibatín. «Entraron con escopeta, abrieron la puerta a los tiros pensando que había una fiesta y solo estábamos comiendo, nos pusieron a todos en el piso», expresó.

Pamela denuncia ademas que lo policías le robaron la comida y se llevaron también seis sillas. «Le pegaron a mi cuñado en los pies y al perro de mi cuñada».

Además agrega que los propios policías se llevaron tres teléfonos celulares. «Vinieron dos veces, la segunda también se llevaron detenido a un chico que no estaba en la casa».