Este miércoles, una familia de La Cocha se llevó una sorpresa al encontrar un oso melero. El ejemplar, macho, de unos dos años, había sido atacado por los perros. Con un grupo ecologista, lo rescataron e hicieron las gestiones para que tuviera un nuevo -y más seguro- hogar. Mirá el video al final de la nota.

“El osito melero fue encontrado por la familia Ortiz en La Cocha, en el momento en que estaba siendo atacado por perros. En conjunto con la familia González, que forma parte del grupo ecologista La Cocha Verde lo rescataron y se pusieron en contacto con la Dirección de Flora y Fauna de la provincia”, contó Diego Ortiz, biólogo de la Reserva de Horco Molle, en diálogo con eltucumano.

Las autoridades llevaron al animal a la Reserva que depende de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), donde se le practicaron los chequeos veterinarios pertinentes. Allí, los especialistas determinaron que el oso melero estaba en buenas condiciones, por lo que horas más tarde se decidió su liberación en la reserva privada San Pablo debido a que el cautiverio lo afecta notablemente: por lo general dejan de comer y sufren mucho estrés.  

“Se va a desenvolver muy bien porque la yunga es parte de su hábitat”, comentó Ortiz, quien explicó que se trata de animales totalmente inofensivos que se alimentan de hormigas y termitas de los árboles. “Cuando bajan suelen ser atacados por perros y en algunos casos terminan muriendo”, señaló.  “Es una especie propia de nuestras yungas muy carismática y muy bonita que tenemos que proteger”, cerró.  

En caso de encontrar un ejemplar, se debe llamar rápidamente a las autoridades, rescatarlo y derivarlo a otro lugar más protegido en el corto plazo.