5 Oct 2021 - 9:21

Vuelta de pagina en el PJ tucumano

El jefe de Gabinete y el Presidente avalaron al gobernador interino. Funcionarios nacionales recibieron a autoridades locales para agilizar soluciones que beneficien a Tucumán. Desde lo gestual y lo discursivo, Manzur y Jaldo enviaron un claro mensaje político: la interna es cosa del pasado y toda la dirigencia del PJ debe acompañar al tranqueño.

Desde lo gestual y lo discursivo, el mensaje que dio ayer el oficialismo fue potente e inequívoco: el gobernador interino, Osvaldo Jaldo, es quien conduce las riendas de Tucumán y cuenta con el respaldo político pleno del jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur, y del presidente, Alberto Fernández.

El reencuentro que hubo en la Casa Rosada entre el gobernador en uso de licencia y el vicegobernador sirvió para sellar el acuerdo político que se alcanzó abruptamente, disipar las dudas que quedaron en el aire e impulsar desde hoy una vuelta de página definitiva en el PJ. Pero en las trincheras del manzurismo y del jaldismo todavía hay dirigentes con las heridas abiertas de la interna, a los que no les será sencillo volver a confiar. Aunque no les quedará otra opción.

Manzur fue el anfitrión de una ardua y extensa jornada de trabajo, en la que se mostró muy enfocado y desenvuelto en su nuevo rol. Aseguran que en todas las reuniones primó el buen clima, y que hasta hubo ciertos comentarios distendidos sobre declaraciones que se lanzaron durante la interna. La sensación generalizada que quedó es de satisfacción y de que deben tirar todos para el mismo lado.

El primero de los encuentros en Balcarce 50 comenzó al amanecer, en el despacho de Manzur. Participaron Jaldo; el presidente subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla; el vicepresidente primero, Regino Amado; y el ministro del Interior, Miguel Acevedo. Allí se analizó el escenario político actual y se pidió conversar con toda la dirigencia para llegar lo más sólidos posible para el 14 de noviembre.

Posteriormente, el mandatario en uso de licencia encabezó una reunión ampliada del Gabinete provincial y de funcionarios nacionales en la que se trabajó para agilizar la gestión de obras, convenios y otros proyectos que favorecerán a Tucumán. Además, aprovechó para brindarle todo su respaldo a Jaldo ante funcionarios como Eduardo “Wado” de Pedro (ministro del Interior) y pedirle a ministros y secretarios tucumanos que lo acompañen en su mandato.

“Juan dejó en claro que es una oportunidad histórica para hacer cosas para Tucumán. Pidió que lo ayudemos a él y a Osvaldo. Que no estamos para el chiquitaje y que la interna ya ha pasado. Que hay un solo equipo y que hay que ganar el 14 de noviembre”, contó uno de los asistentes del encuentro.

Posteriormente, en una entrevista con LG PLAY, Manzur avaló a su otrora rival como gobernador. “Lo acabo de decir y lo repito públicamente: el que conduce la Provincia y tiene esa enorme responsabilidad es Osvaldo Jaldo. Es lo que corresponde y debe ser así. Y el primero que va a estar a la par de Osvaldo Jaldo para llevar soluciones se llama Juan Manzur”, manifestó mientras el tranqueño intentaba disimular los gestos de emoción. Y agregó: “hay circunstancias en la vida política que nos llevan a presentar y debatir internas, y lo hacemos en el marco de la democracia. Esto está superado y quedó atrás. Ahora Juan Manzur y Osvaldo Jaldo están más juntos que nunca, trabajando por el bien de los tucumanos. Tuvimos una interna y ya está, terminó. Ahora tenemos que estar todos a la par del que conduce, y el que tiene la responsabilidad en Tucumán es Osvaldo Jaldo, y hay que ayudarlo. El primero que va a estar a la par de Osvaldo Jaldo se llama Juan Manzur”.

Funcionarios alineados con el jefe de los ministros ponderaron el gesto que tuvo para con Jaldo. “Ha bajado línea en público y en privado como para que los que están remisos acepten”, dijeron. Quienes están más cerca del tranqueño, en tanto, destacaron el nivel de grandeza de Manzur, “a la altura de las circunstancias”. A su vez, dijeron que se sorprendieron con sus palabras y que lo percibieron muy sincero, trabajando realmente para la unidad del peronismo.

El comité tucumano compartió luego un almuerzo, del que participaron, entre otros, De Pedro; el diputado Máximo Kirchner; y el procurador del Tesoro, Carlos Zannini. Al finalizar, mientras parte de la delegación tucumana recorría los salones de la Casa Rosada, Manzur arregló un encuentro con Fernández. Participantes afirmaron que el mandatario pidió que dejaran la interna atrás y que trabajaran todos los juntos. “El presidente ratificó su apoyo total a Tucumán en el plano institucional, político y electoral”, destacó Jaldo tras el encuentro.

Jornada ardua: reunión de trabajo con funcionarios de la Nación

La comitiva tucumana mantuvo un encuentro central con Manzur y funcionarios nacionales para exponer sus urgencias y gestionar soluciones con la Nación. Además de Jaldo, Mansilla, Amado y Acevedo, participaron los ministros Carolina Vargas Aignasse (Gobierno y Justicia); Rossana Chahla (Salud); Juan Pablo Lichtmajer (Educación); Claudio Maley (Seguridad); Gabriel Yedlin (Desarrollo Social); y Álvaro Simón Padrós (Desarrollo Productivo). También la secretaria de la Gobernación, Silvia Pérez; el fiscal de Estado, Federico Nazur; el secretario de Norte Grande, Sisto Terán; el presidente de Turismo, Sebastián Giobellina; la secretaria de Obras Públicas, Cristina Boscarino; la interventora del IPV, Stella Maris Córdoba; y el titular de la SAT, Augusto Guraiib.

Luego de ser avalado generosamente por su compañero de fórmula, Jaldo -con una emoción contenida- agradeció los conceptos de Manzur y recalcó que el respaldo era recíproco. Por otra parte, remarcó que nunca tuvo la posibilidad de ver un encuentro de trabajo de la magnitud del que se llevó a cabo ayer en el que funcionarios provinciales son recibidos en la Casa Rosada y se pueden reunir personalmente con ministros de la Nación. “A esto lo ha logrado Manzur”, desató. Agradeció también al Presidente por la oportunidad, y pidió dejar atrás las diferencias de la interna. “Superado eso, estamos trabajando para darle prioridad a la provincia, a la institucionalidad y llevar soluciones concretas. Nos sentimos muy orgullosos, que un tucumano esté ocupando un cargo tan importante”, dijo.

La campaña: responsabilidades compartidas pero con una sola cabeza

Mientras los ministros y secretarios provinciales mantuvieron múltiples encuentros individuales con referentes nacionales de áreas similares, para gestionar soluciones para Tucumán, que se irán anunciando en las próximas horas, durante la tarde el despacho de Manzur volvió a ser el escenario de un nuevo encuentro. No se habló de cambios en el Gabinete ni se definió quiénes pueden llegar a trabajar junto a él en la Nación. Sin embargo, sí se insistió con hablar con toda la dirigencia para limar asperezas. En cuanto a lo electoral, se dejó en claro que la responsabilidad recaerá sobre Jaldo y se encomendó a Mansilla, Amado y Acevedo colaborar con el armado político. Sin embargo, las fuentes indicaron que Manzur se mantendrá a la cabeza de la campaña, por lo que se comprometió a visitar la provincia y dialogar con la dirigencia que todavía evidencia dudas o rencores.

Recepción local: cómo tomaron el mensaje los dirigentes peronistas

Un intendente del oeste destacó que en este nuevo rol Manzur es una suerte de vicepresidente Ejecutivo de la Nación, por lo que no podía quedar atado de ninguna manera a una interna provincial. “Lo que ha pasado es una síntesis de lo que debía pasar y ha ocurrido. Se le ha dado claridad a todos”, dijo. Opinó que quienes aún no cambian de postura -en ambos sectores- son quienes pretendían sacar una tajada personal de la interna. Un referente de la zona este, consideró que la reunión fue positiva a nivel partidario e institucional. “Ha quedado muy en claro que realmente hay una unidad, por necesidad o por lo que fuese. Manzur ha ratificado que está por encima de peleas comarcanas”, dijo. Afirmó que “ya no hay ningún justificativo para los reticentes”.

Fuente: La Gaceta