El juez Mario Velázquez, del Colegio de Jueces del Centro Judicial Monteros, firmó la prisión preventiva contra un hombre acusado de golpear brutalmente a su ex pareja y de amenazarla efectuando disparos con una pistola.

Por el hecho tomó intervención la Unidad de Investigación en Delitos de Violencia Intrafamiliar y de Género de Monteros, a cargo de la fiscal Eugenia Posse, quien solicitó una orden de allanamiento y detención en contra del sujeto, y que fueron ordenadas por el juez Velázquez. Durante el procedimiento policial realizado el martes 1 de junio, la policía no pudo dar con el agresor que finalmente se presentó junto a su abogado al día siguiente en sede judicial.

En la misma fue imputado por los delitos calificados de lesiones leves agravadas por el vínculo en contexto de violencia de género en concurso real con el delito de amenazas agravadas por el empleo de armas de fuego.

El pedido del MPF estuvo fundamentado en que todavía restan pruebas por producirse y en procura de evitar amedrentamiento y coacción hacia la víctima.

Salvaje agresión

En la madrugada del 31 de mayo, mientras la víctima se encontraba junto con grupo de amigos en la localidad de Teniente Berdina, en la zona de la gruta del Gauchito Gil, el acusado se hizo presente a bordo de su camioneta, se bajó de la misma y se acercó hacia su ex pareja y sin mediar palabras comenzó a agredirla con golpes de puño en la cara y patadas en todo el cuerpo, para posteriormente sacar de adentro del vehículo un arma de fuego 9 milímetros, informó el Ministerio Público Fiscal.

El acusado con la pistola en la mano nuevamente se dirigió hacia la víctima a la que tomó del cuello, la apuntó con el arma y continuó golpeándola. Por último, la amenazó de muerte. Ante tal situación, las personas que estaban en el grupo intentaron auxiliar a la mujer, pero no pudieron hacerlo porque el atacante comenzó a hacer tiros hacia los pies de los presentes para que no se le acercaran.

Al día siguiente, luego de haber efectuado la denuncia, la víctima se comunicó con la fiscalía para dar aviso de que el sujeto le había enviado, a través de una allegada suya, un mensaje de audio en el cual la amenazó con que retirara la demanda en su contra.

Fuentes del MPF informaron que la UFI ya cuenta con los exámenes del médico forense donde se constatan las lesiones, así como también el informe de psicodiagnóstico en donde se consigna que la mujer se encuentra en situación de riesgo alto.

Los dos hechos mencionados le fueron imputados al atacante que permanecerá privado de la libertad mientras continúa el proceso en su contra.