Un aberrante caso sucedió en Atenas en el día de ayer, donde un paciente internado por Covid-19, asesinó en un hospital local a su compañero de habitación al desconectarle el respirador porque el ruido le molestaba.

El hombre que tenía 76 años, fue hallado muerto el jueves por el personal del centro asistencial que es dedicado exclusivamente para tratar a pacientes con Covid-19. Los trabajadores confirmaron lo sucedido y llamaron a la Policía al reconocer signos de sabotaje en los cables que lo mantenían hasta entonces con vida.

Miembros de la fuerza de seguridad de Atenas, detuvo al hombre, de origen albanes, de 60 años, que se encontraba en la misma habitación, cuyas huellas dactilares asegura haber encontrado en las máquinas.

La policía baraja como principal móvil que el ruido producido por las máquinas irritó al hombre y lo llevó a desconectarlas y, con ello, matar al paciente con el que compartía cuarto.

Según medios locales, el sospechoso tiene además antecedentes penales por agresiones físicas y estuvo involucrado en un caso de acoso sexual a menores en 2019.