La ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, se reunió con autoridades de enfermería para habilitar a egresados para que puedan ejercer la profesión.

A través de una reunión virtual con la directora de enfermería de la provincia, Norma Iglesias, la directora de la Escuela de enfermería de la Universidad Nacional de Tucumán, Angelina Liezún, y 24 enfermeros egresados, se autorizó a quienes hayan concluido sus estudios en las escuelas de enfermería de ATSA y de la UNT para que puedan tramitar una matrícula provisoria que les permita ejercer y cubrir cargos en el sector público y privado de la provincia.

Para la habilitación se realizó un trabajo articulado con la Dirección de Fiscalización del Siprosa, que les permitirá acceder al ejercicio profesional.

Al respecto, la ministra explicó: “Este recurso humano está muy capacitado y reúne todas las condiciones, con todas las competencias. Por lo tanto, es importante que hoy en esta situación de pandemia estén al servicio de los sistemas de salud tanto público como privado”.

Hasta el momento, 24 enfermeros egresados de la escuela de ATSA iniciaron el trámite.

“Les pedimos a los demás egresados que estén en esas mismas condiciones que se acerquen a Fiscalización del Sistema Provincial de Salud. Es un trámite muy rápido y sencillo para que puedan hoy conseguir un trabajo digno y de la profesión que aman”, agregó la funcionaria.