Una mujer de 71 años fue dada por muerta por coronavirus y enterrada por su familia, pero estaba viva, internada en la clínica Santa María de la capital de Mendoza.

María Dora Garro, la abuela a la que dieron por fallecida, pidió ver a sus familiares y fue entonces cuando salió a la luz el error que una de sus nietas contó a través de las redes sociales.

La mujer fue diagnosticada con un principio de neumonía el pasado 7 de septiembre y el jueves 10 dieron aviso a la familia de que había fallecido por coronavirus, pese a que los dos hisopados que le habían realizado eran negativos.

Los familiares no la pudieron velar ni ver el cuerpo, y ese mismo jueves la fueron a enterrar. Sin embargo, el viernes 11 llamaron a uno de los hijos de la mujer para decirles que pedía por ellos.

“La misma enfermera que había dicho que estaba muerta, le dijo que estaba viva y que pedía por sus hijos”, contó Shirley Hernández, nieta de la señora, a TN.

De inmediato un familiar fue al sanatorio y el momento quedó registrado en un video.

Fuente: Cadena 3