Este viernes por la mañana Dai Albertus Paz denunció en la Justicia que en 2016 fue víctima de una presunta violación por parte del por entonces su empleador.

La joven periodista cumplió con el anuncio que días atrás había realizado a través de su cuenta de Facebook y acudió a la fiscalía de Género ubicada en el edificio de avenida Sarmiento de la Capital, donde estuvo acompañada por colegas y representantes del gremio de la Asociación de Prensa de Tucumán.

Al dejar sentada la denuncia, Dai habló con la prensa y contó detalles de lo que ocurrió en octubre de dicho año, cuando acudió por trabajo a un evento y decidió junto a unos compañeros subir al auto del acusado que se había ofrecido acercarlos hasta sus domicilios. “Subí al asiento del acompañante porque no tenía razón para desconfiar de él. Los chicos que subieron atrás se bajaron antes y no sé por qué, quedé sorprendida. Luego condujo unas cuadras e ingreso a su domicilio. Creo que fue su domicilio porque ingresó con mucha naturalidad en un estacionamiento subterráneo. Estacionó a 45° y me violó”, dijo con crudeza sobre lo vivido ese día.

“Posteriormente, después de unos días, volvió a privarme de mi libertad en un bar donde me amenazó. Estaba aterrorizada. Tenía miedo de que me mate, me dijo que me iba  matar si lo encontraba en algún evento. Me decía que me iba a matar, al punto que me fui a Buenos Aires”, agregó Albertus Paz.

Sobre el tiempo y el apoyo que necesitó para aceptar lo ocurrido y animarse a denunciar, la joven contó que su familia y sus amigos fueron claves en ese proceso. “La verdad que siempre que hablaba de este tema con colegas y amigas y decía ‘me sucedió un percance con el esposo de una periodista de Canal 8’. Hasta que una amiga psicologa me dijo ‘vos no sufriste un percance, sufriste una violación’. Me quedé petrificada. Fui violada. Para mi fue tremendo asumirme como tal”, confesó.

Por último, ante las posibilidades del avance de la causa, Dai aseguró tener “pruebas de que nos unía una relacion laboral, en negro. Hay testigos de esto”, afirmó. Sin embargo, explicó que “a nivel delito de abuso es muy difícil, porque es un hecho que ocurre con dos personas, pero estoy dispuesta a lo que la Justicia determine hacer para saber  si mi perfil da con el de una persona abusada”, cerró.

Fuente: El Tucumano