Foto de Archivo.

La Unidad Fiscal de Investigación y Enjuiciamiento en Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos contra la Integridad Sexual del Centro Judicial Monteros, a cargo de la Dra. María Eugenia Posse, investiga el caso de un abuso sexual que se habría originado en un gimnasio de la zona del barrio Villa Nueva.

Según la denuncia, el acusado se le acercó a la mujer y comenzó a tocarle las piernas y las manos, la mujer pidió que se alejara. Sin embargo, a los pocos minutos, el mismo sujeto se volvió a acercar, le tapó la boca con la mano y la abusó.

Tras la denuncia, y la viralización del caso por redes sociales, el acusado se presentó  en la comisaría para verificar la veracidad de un «memo» policial que ya circulaba por los teléfonos celulares en la ciudad, y comprobó que el hecho fue denunciado, y resolvió ponerse a disposición de la justicia.

Las primeras pruebas que presentó el acusado, fueron videos de cámaras de seguridad de diversos lugares de la ciudad, donde se lo veía en una bicicleta a la misma hora que la denunciante indicó que se produjo el abuso.

Ayer, la Fiscalía sometió a una cámara Gesell a la víctima, que es mayor de edad, y en donde la joven ratificó los hechos. Hasta el momento,  por las pruebas presentadas por la defensa del acusado,  se ordenó una medida de restricción al acusado.

«Se presentaron videos, testigos y videos de calles donde se puede ver que mi defendido no estaba en el lugar en la hora del hecho denunciado» indicó a MONTERIZOS el Dr. Daniel Medina.

El hecho continúa en su etapa investigativa y desde la defensa pidieron pruebas de ADN a fin de cotejar muestras y rastros. «Nos pusimos a total disposición de la justicia” indicó el abogado del acusado.