La Dra. Adriana Bueno, jefa del servicio de clínica del hospital Regional de Concepción, manifestó ante la prensa que se descubrió, mediante datos arrojados por el SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina), que varios delegados se habían vacunado sin corresponderles.

“Se trata de vacunación a delegados comunales menores de 60 años, sin comorbilidades que los inscribieron mezclados o camuflados dentro del grupo de riesgo entre 60 a 69 años”,  dijo la Dra. Bueno a la prensa.

«En la presente denuncia incorporo las capturas de pantallas donde figuran los datos de algunas de estas personas aunque ya nos informaron también (lo que habría que verificar) que los Delegados Comunales de Capitán Caceres, Santa Ana, Monte Bello, La Tipa y Los Córdoba se vacunaron en el nodo de vacunación de Aguilares», precisó.

La respuesta del gobierno provincial no tardó en llegar, y desde el Ministerio de Salud desmintieron la versión, y señalaron que los delegados estaban autorizados a vacunarse, por ser personal esencial, a través de una disposición oficial.

Por su lado el gobernador Juan Manzur dijo; «los comisionados comunales son personal de riesgo y hay que cuidarlos”. «Dentro de esta población, en Tucumán tuvimos el fallecimiento de cinco comisionados comunales, lo cual los pone dentro de una situación de mucha vulnerabilidad”, indicó el Gobernador.

Por su parte, la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, sostuvo que “en Tucumán no hay ningún vacunado VIP. Todos nuestros vacunados son los que están en terreno, los que salimos a trabajar. Por eso, quiero agradecer a los comisionados comunales, porque sin la ayuda de los gobiernos locales hubiera sido imposible para Salud dar respuesta a toda la gente del interior”.