Una familia que descendía desde los Valles luego de disfrutar un fin de semana a pleno, sufrió un percance en la zona conocida como el «Filo del Tigre», en el kilómetro 33 de la ruta 307.

Según las primeras informaciones, el Ford Falcón se quedó sin freno y el conductor maniobró para chocar contra el cerro y no caer al precipicio. En el carril contrario no subía ningún vehículo en ese momento.

Fuentes policiales informaron a MONTERIZOS que los ocupantes no sufrieron heridas, pero que se encontraban asustados por el hecho.

Personal de la Policía de Tucumán y Policía Vial trabajaron en el lugar.