Con matafuegos de comercios vecinos, y la audacia de familiares y amigos, se logró apagar un incendio en la zona de la cocina, de una vivienda del Barrio Villa Nueva.

El hecho se produjo minutos antes de las 21, en la esquina de 25 de Mayo y Catamarca, allí una garrafa se prendió fuego ante la desesperación de la familia, que primero buscaron los números de emergencias. «Me canse de llamar a la policía, nunca nos atendieron, los bomberos vinieron cuando el fuego estaba casi apagado», comentó indignado un hombre que al parecer, vio toda la acción.

«Los matafuegos de un almacén y de un comercio de la construcción fueron la salvación en ese lugar, los bomberos llegaron y se les rompió la manguera», expresó una señora que miraba de reojo todo lo sucedido.

«Hubo jóvenes que dieron todo para sofocar las llamas, y ahora están en la ambulancia con oxigeno». «La solidaridad de esos chicos fue fundamental para que no ocurra algo más grave», indicó otro señor que estaba con su hijo.

Una ambulancia de 107, auxilió a varias personas que habían inhalado monóxido de carbono al ingresar a sofocar el fuego.