17 Ago 2022 - 9:09

Cambios urbanísticos: "se deben hacer con un bisturí y no con una topadora"

Cerca de 100 personas se manifestaron en contra del proyecto de remodelación de la plaza Bernabé Aráoz.

El martes por la tarde, un grupo de vecinos salió a la calle para hacer oír su voz disidente frente a los trabajos que ya iniciaron en la zona de la plaza Bernabé Aráoz, en el marco del proyecto de renovación urbana del casco céntrico.

Los interrogantes siguen presente, aún después de que el proyecto fuera presentado públicamente, ¿Cuáles son los cambios puntuales que se realizarán? ¿Qué elementos se usarán? ¿Se tendrá en cuenta el uso y prácticas culturales de la población sobre el espacio? ¿Se consideró en los materiales, la importancia del clima que se tiene, para evitar el aumento de temperatura?

Los monterizos temen la renovación frente a los antecedentes de la capital tucumana, tanto de los cambios en la peatonal durante la gestión amayista, como lo que le pasó a la Plaza Independencia bajo la intendencia de Germán Alfaro. Ninguno de los cambios contempló el calor abrasador del verano tucumano, y hoy en día son los ciudadanos los que padecen el calor y la intensa humedad, que se vio acrecentada, frente a la falta de corredores naturales, como lo eran los árboles, en un espacio cubierto de cemento.

Un video no es un proyecto de urbanización, es apenas una idea

Ayer, entre los vecinos que se reunieron frente a la plaza para reclamar por los cambios que se harán, se encontraba el arquitecto Julio Cusumano, quién es profesor de la Facultad de Urbanismo y Arquitectura de la Universidad Nacional de Tucumán. Como vecino de Monteros se manifestó en contra de las modificaciones en la plaza principal de la ciudad.

El profesional fue consultado por MONTERIZOS, sobre el proyecto, ante lo cual indicó: "Tengo una inquietud sobre el proyecto, personalmente no lo conozco, vi el video que circula - el cual fue presentado a comerciantes y público en general, por parte de las autoridades municipales en abril - a eso en la facultad se lo toma como una idea urbana y no como un proyecto urbano. Por eso, insisto en que queremos conocer el proyecto. Quizás es un proyecto muy bueno, y no lo conocemos".

MONTERIZOS también le consultó sobre la real viabilidad de hacer cambios en el casco urbano, ante lo cual el profesor explicó "Monteros es una ciudad netamente con casco colonial. Hay dos grandes períodos en la arquitectura y el urbanismo de las ciudades, que es el colonial y el liberal. Nosotros en el centro tenemos un 80% de casco colonial y algunos rasgos liberales de alguna calles con ensanches. Tocar el casco colonial de una ciudad, o tipo representativo de la arquitectura, son proyectos que deben ser consensuados con la comunidad, considerando también que son proyectos muy extensos, y que deben ser discutidos y generalmente las intervenciones se deben hacer con bisturí y no con una topadora, es decir no hay que arrasar con la ciudad, o en este caso con la plaza, porque tiene puntos históricos, con patrimonio tangible (lo que podemos tocar) e intangible (lo que significa el espacio para los ciudadanos); todo eso hay que respetar y estudiar, diseñar y planificar. En este caso, insisto, es que no conocemos el proyecto, es decir la planificación que hay".

"La ciudad sí se puede intervenir. Sin embargo, en el caso de Monteros, que fue desde 1850 a 1950 la segunda ciudad de Tucumán en importancia, la cual todos los libros de historia la comparan con la capital, y la tomaban como referencia, no puede ser víctima de una manifestación urbana sin un proyecto consensuado y al menos presentado y explicado a la comunidad".

"Ese video que presentaron, no es un proyecto, siendo generoso es una idea de lo que puede llegar a ser la ciudad. Pero el proyecto tiene características técnicas que ese video no tiene" concluyó de manera radical .

Tiempo atrás desde la cátedra que dirige el profesional, presentaron en Monteros 10 proyectos de revaloración urbana, al ser consultado sobre los mismos y qué ocurrió con ese material indicó "Vinimos con la facultad en dos oportunidades y se tomó contacto con dos administraciones municipales diferentes, en esas dos ocasiones se presentó ideas, para intervención de Monteros en diferentes puntos". Por último detalló "Hoy por hoy no sabemos dónde están esas carpetas presentadas, desconocemos cuál fue su fin y sería una oportunidad excelente para que, al menos, conversemos sobre qué pasó con eso".

Se juntarán firmas

Las voces de los vecinos se hacían sentir, entre cerca de 100 personas que llegaron a la ochava de Rivadavia y Leandro Aráoz de la plaza Bernabé Aráoz. Raúl Faciano, uno de los manifestantes, indicó; "hasta quieren hacer una ciclovía". Según, el proyecto presentado, no se prevé una ciclovía en el lugar, sino un circuito de monumentos para el recorrido peatonal.

El exconcejal monterizo, Francisco Safatle, agregó que se puede presentar un amparo para poder frenar las obras.

"La plaza es histórica, no me vengan con modernización", dijo "Beba" Cruz, quien tenía en una mano unas hojas impresas para firmar y presentar ante las autoridades la oposición a las obras.

Tras las palabras, los manifestantes marcharon por los alrededores de la plaza Bernabé Aráoz.