lunes 17 de junio de 2024
Seguinos: Dólar: Oficial: $922Blue: $1280Bolsa: $1245.5CCL: $1293.2Mayorista: $903.5Cripto: $1335Tarjeta: $1475.2
6 Jun 2024

Un mensaje emotivo para la comunidad monteriza en un bombo legüero

Advertencia: el mensaje final puede llevarte a las lágrimas, la reflexión o/y a la acción. Por don Tito Nieva, y por aquellos que siguen sin ser reconocidos, ojalá sea la última opción.

"Esta es la historia de mí bombo legüero", así inicia el relato del monterizos Juan Manuel Núñez Piossek. Una historia breve, pero que se remonta a su infancia, a un pasado cercano, al presente y al final devela un mensaje emotivo, pero también doloro. El punto es que dolerá para toda la eternidad.

Cuando Juan Manuel descubrió el mensaje oculto en su bombo legüero, supo que debía ser compartido con toda la comunidad. Es por eso, que relató en su cuenta de Facebook lo ocurrido:

"Cuando era chico me lo regaló, en ese tiempo nuestro presidente de la Agrupacion Tradicionalista Monteros, Don Evaristo Carmona, una excelente persona, me dijo: 'alguna vez te va a gustar y aprenderás'".

"Pasaron muchísimos años y en Agosto de 2022 decidí llevarlo a restaurar, me dijeron de varias personas que hacían el trabajo pero solo una era de Monteros y acudí a él con un amigo, este SEÑOR con todas las letras era DON TITO NIEVA".

A Tito la vejez ya le había llegado y los problemas de salud también. Pero sus manos tenían memoria y su corazón el amor por el arte de la creación se mantenían intactos.

Su profesión de Agente de Tránsito de la Municipalidad de Monteros, ocupaba parte de su día, al igual que su compromiso como dirigente gremial de los municipales. Pero en la intimidad de su espacio, la luthería lo trasladaba a otro mundo: el olor del cuero, las herramientas, el oído entrenado que de a poco le permitía convertir a las piezas en el noble instrumento, que acompaña las celebración más pequeñas de un hogar monterizo a grandes eventos.

El autor de ésta historia cuenta que "una vez en su casa nos recibió. Le comenté quien era y lo que necesitaba, en principios no accedía a hacer el trabajo (estaba con problemas de salud) pero en una charla tan linda que tuvimos, decidió hacerlo y me dijo 'Este va a ser mi último bombo'".

Quién podría pensar que sus palabras serían premonitorias, si se dedicó al trabajo y "en menos de un mes ya lo tenía listo". Sin embargo, Juan Manuel no tuvo la oportunidad de otra charla ya que "cuando fui a buscarlo, me lo entregó su esposa, porque Don Tito ya estaba muy mal, y falleció a los días. Dios lo tenga en la gloria".

Un mensaje oculto

El bombo estaba ahí, por su uso o por el paso del tiempo, o tal vez por ambas, ya necesitaba un nuevo control. "Hoy - por ayer miércoles 5 de junio- mi profe de bombo, Facundo Urueña, lo desarmó para ajustarlo y encontramos unas dedicatorias y frases dentro del cuerpo del mismo, y la verdad que me emocionó hasta las lágrimas" revela Juan Manuel.

El bombo legüero, además de guardar melodías y risas y voces de encuentros, resguardaba los siguientes mensajes del artesano monterizo, en su interior:

Su última restauración la hizo en una fecha muy especial, el 17 de agosto del 2022, a los 60 años de su hija Graciela.

"Solamente agradecerle infinitas veces a este Señor, el último artesano de bombos en Monteros" concluye la emotiva narración de Juan; quién por los extraños juegos del destino, lo hicieron receptor y guardian de un mensaje más de don Tito:

De pronto leen sus últimas palabras, se sienten como cachetadas, pero duelen más, duelen para toda la eternidad. No hay manera de volver el tiempo, no hay forma de que las autoridades reconozcan la labor de don Tito, ni la comunidad pueda regalarle aplausos en agradecimiento a sus creaciones y aporte silencio que hizo a la cultura.

¿Y ahora qué?

Don Tito desde el lugar que esté, dejó a la comunidad monteriza legado y enseñanza ¿Cuánto y cuándo se reconoce a quienes aún contribuyen a la propia cultura? ¿Cuándo será o es el turno de quiénes están detrás de escena? ¿Cuándo será el momento, para aquellos y aquellas que pintan canas, reciban un 'gracias' público, por sus producciones artísticas, sea un instrumento, el vuelo poético, canciones dedicadas a Monteros, coreografías de danzas pensadas para y por ésta tierra que los vio crecer?

Don Tito, nos dejó un nudo en la garganta, un sabor amargo, con una verdad que les sucede a muchos monterizos que supieron brillar en los '60 y '70, al lado de otras figuras, como por ejemplo: Manuel Aldonate, Mercedes Sosa, pero sin correr igual suerte, de ser reconocidos en sus labores artísticas: cantautores, bailarines, poetas, músicos, pintores, artesanos que aún moldean en la intimidad de sus hogares el don recibido. Pero ya olvidados por los escenarios locales.

Los homenajes en vida, permiten algo único: escuchar y mirar a los ojos a quién es hornado u hornada por su gente. ¿Quién o quiénes se detendrán por un momento y registrarán esos nombres, de quienes aún caminan, quizás despacito, por las calles de la ciudad, y decir: es momento de reconocerlos?

¿Con quién querés compartirlo?

En esta nota: , ,

Sigue leyendo: