29 Ago 2021 - 11:18

Imputaron a los cordobeses acusados de estafas informáticas en Monteros y otras ciudades

La Unidad Fiscal de Delitos Complejos pidió la prisión preventiva por 6 meses para nueve acusados, pero el juez interviniente no hizo lugar y otorgó el arresto domiciliario por el plazo de 3 meses.

Este sábado 28 de agosto se llevó adelante una audiencia multipropósito con el objetivo de controlar las detenciones, formalizar la investigación, formular cargos y solicitar medidas de coerción en contra de los detenidos en Córdoba en el marco de un megaoperativo sin precedentes dirigido por el Ministerio Público Fiscal tucumano y concretado en los últimos días con una serie de allanamientos en distintas ciudades de esa provincia.

Luego de que se declarara la legalidad de las detenciones y la formalización de la investigación, la Fiscalía procedió a requerir la prisión preventiva por 6 meses para nueve de los imputados, argumentando –entre otros– los riesgos procesales de peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación. En su resolución el juez interviniente no hizo lugar a la medida cautelar y, en cambio, otorgó el arresto domiciliario de los diez acusados por el plazo de 3 meses. Los representantes del MPF adelantaron que harán uso del recurso de impugnación.

Los acusados (cinco hombres y cinco mujeres) fueron imputados con la calificación legal provisoria del delito de estafa informática, en condición de partícipes necesarios, en perjuicio de ciudadanos tucumanos. Nueve de los presuntos ciberdelincuentes fueron extraditados a esta capital para afrontar cargos en la justicia local, mientras que la restante permanece en Córdoba, ya que está embarazada. Interviene en representación del MPF la Unidad Fiscal de Delitos Complejos, subrogada por Marcelo Leguizamón, quien estuvo presente en audiencia al igual que los auxiliares de fiscales Gustavo Juárez Collado, Luis Germain y Gabriel Veglia.

Declaración de asunto complejo

“Este delito de estafa informática tiene una complejidad enorme. Estamos hablando de una organización delictiva muy aceitada, muy sofisticada que opera con medios electrónicos de difícil rastreo. Acá estamos ante los denominados ‘muleros bancarios’, que son los que facilitan las cuentas (bancarias) para la consumación del delito. Arriba de ellos hay gente que los dirige, que les manipulan las cuentas que ellos mismos proporcionan a sabiendas de cuál es la finalidad”, afirmó el auxiliar de fiscal Juárez Collado.

En este sentido, añadió: “Tenemos diez imputados, pero van a ser más, todavía hay gente con pedido de detención. También estamos ante un gran número de víctimas, atrás de esto hay casi dos mil expedientes con denuncias de este mismo tipo en este Ministerio Público. No es casualidad que estos ataques provengan de Córdoba. Tucumán ha sido elegido como un blanco para este tipo de delito que ha crecido casi un 3.000% en el último año. El caso amerita que se lo declare como asunto complejo”.

Por su parte, el fiscal Leguizamón consideró: “Estamos en presencia de una situación histórica. Estamos atacando la nueva pandemia delictual que insume grandes recursos y nuevas formas de investigación. Es un delito que muta permanentemente en sus formas. Cuando empezamos a encontrar la forma de investigación, ya nos están cambiando las reglas del juego. Estamos ante una situación bastante compleja, a la cual debemos comenzar a darle tratamiento”.

Extradición a Tucumán

En las primeras horas de este sábado 28 de agosto, arribó desde Córdoba a la sede del Ministerio Fiscal de avenida Sarmiento al 400, el contingente en el que eran trasladados nueve de los diez detenidos por el MPF en Córdoba, en el marco de la investigación por estafas virtuales. Una mujer, la décima detenida, permanece en la provincia mediterránea a raíz de estar embarazada. Un par de horas antes lo había hecho el grupo de expertos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales que participó en los allanamientos en La Docta.
Tras la llegada, uno a uno los presuntos estafadores se sometieron a la revisión médica de rigor, que estuvo a cargo de facultativos del Cuerpo Médico Forense del MPF, para luego desplazarse hasta sus lugares de detención, bajo la estricta vigilancia del Grupo Cero de la policía de nuestra provincia, que también tuvo a su cargo la seguridad del viaje de Córdoba a Tucumán.

Megaoperativo sin precedentes

Después de varios meses de trabajo, con el apoyo de la policía cordobesa, el MPF tucumano concretó 15 allanamientos en busca de doce personas, dos de las cuales están prófugas, por estafas virtuales. Las detenciones se concretaron durante las primeras horas del jueves 26 de agosto en las ciudades de Córdoba Capital, Cosquín, Río Cuarto, San Francisco y Brinkmann.

Esta investigación se enmarcó en los lineamientos dispuestos por el ministro fiscal, Edmundo Jiménez, en el sentido de avanzar en la persecución criminal, afectando para ello los recursos tecnológicos que se incorporaron en el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) y la capacitación permanente del recurso humano. En este caso en particular, por tratarse de delitos cometidos a distancia.

Hasta junio de este año, las víctimas de estas estafas virtuales realizaron las denuncias en el Ministerio Fiscal de Tucumán. Tras el trabajo investigativo se conoció que las principales modalidades con las que operaban estos delincuentes eran las estafas telefónicas, las denominadas Phishing (robo de datos) y Smishing (suplantación de identidad).

En los allanamientos se buscaron elementos relacionados a las causas. En ese sentido, además de las detenciones, se incautó dinero en pesos y en dólares, posnets, teléfonos celulares, televisores, una escopeta, municiones, un revólver, tarjetas de débito y de crédito, y comprobantes de compras de bienes.