Desamparados, eso es lo que se sienten los docentes con el Subsidio de Salud, por la falta de atención y prestaciones médicas durante la pandemia.

«Hay varias prestaciones que no están cumpliendo por el subsidio de salud. una docente tuvo que pagar $90 mil por un parto porque no te cubre la obra social durante la pandemia», expresó el profesor Miguel «Cacho» Quinteros, miembro de Docentes Unidos del Sur, quien junto a otros colegas se manifestaron ayer en la puerta de la sede del subsidio.

«Los odontólogos tampoco, es todo particular, ya no atienden con subsidio. «El problema es que no tenemos prestaciones básicas, internación, operación, y nos siguen cobrando como si todo estuviera cumpliéndose», dijo indignado.

Quinteros junto a Adriana Salmón, y otros miembros de Docentes Unidos del Sur, intentaron entregar un petitorio a las autoridades locales del Subsidio, pero no pudieron ya que no se encontraban en el lugar. «Vamos a venir todos los jueves que sean necesario hasta que tengamos solución al respecto», exclamó.

Por último, invitó a todos los afiliados, que no tan solo son docentes, a unirse al reclamo para la mejora de las prestaciones básicas.