Imagen ilustrativa de archivo.

Vecinos del barrio Omodeo fueron testigos de un particular y peligroso suceso: una centella, usualmente definida como «bola de fuego» ingresó al transformador, luego un reventón y las casas quedaron sin luz. Las centellas viajan a través de un conductor, que en este caso fue la caja transformadora, tal como vieron los habitantes de la zona.

Alrededor de las 17:00 personal de la empresa EDET se hizo presente en el lugar para constatar e intentar resolver el problema en el transformador afectado por la tormenta. Lo que habría ocacionado el corte de luz en el barrio Omodeo, como también en el Villa Nueva, aunque en este último solo por unos minutos.

Los residentes de la zona ahora esperan que el servicio se habilite y poder verificar los aparatos electrónicos de las casas, por si se vieron afectados por el hecho referido.