22 Sep 2020 - 22:56

Batalla de Tucumán: intensos días de preparación de los paisanos monterizos

El gran día se acercaba a Tucumán.

Fueron dos días de intenso trabajo en diferentes lugares preparándose de la mejor manera para entrar en batalla y derrotar al enemigo, como era el gran deseo de todos.

Pese al frio de la mañana y al agobiante calor en horas de la tarde, los paisanos monterizos cumplían al píe de la letra las instrucciones de los improvisados entrenadores. Para la gran mayoría era todo gran novedad: el clarinete, la diana, el toque a retirada, la orden de atacar, de avanzar hasta la ropa y la comida, le resultaban extraño. Los horarios para comer, para dormir y también para entrenar, eran incomodos para ellos.

No obstantes, tanto "inconvenientes", se adaptaron con mucha facilidad al cambio, y se esforzaron a aprender esta nueva experiencia que afrontaban sus vidas.

Ellos no sabían cuando entrarían en combate, pero podían presentir la inminencia del enfrentamiento ya que veían en los rostros de los veteranos soldados una preocupación y una inquietud que delataba la inminente pelea.

Por José «Nino» Rivadeneira – Especial para MONTERIZOS.