Camila Flores de 14 años fue vista por última vez en la plaza Mitre de Tafí Viejo. Oscar Rivero de 27 años fue registrado por cámaras cuando se retiraba caminando de una zona comercial en yerba Buena, luego de bajar de su auto.

El alivio llegó para la familia de la adolescente que había desaparecido en Tafí Viejo. Por otra parte, Oscar Rivero fue registrado por cámaras de seguridad saliendo de su auto e irse caminando, es lo que se sabe hasta el momento.

La menor de 14 años que se encontraba desaparecida desde el sábado pasado en la ciudad de Tafí Viejo apareció sana y salva. La adolescente se presentó junto a un adulto de 27 años en la Comisaría de Tafi Viejo, confirmó el jefe de la Unidad Regional Norte, Comisario Raúl Villafañe.

Según la familia de Camila, ayer domingo se radicó la denuncia por su desaparición en la Dirección General de Trata de Personas y en la Unidad Regional Norte, por lo que las autoridades comenzaron su búsqueda, la cual estuvo desaparecida por las de 40 horas.

Caso del joven: un porta-armas vacío en el auto

Captura de la cámara de seguridad.

El fin de semana lo vieron por última vez. Oscar Rivero desapareció el sábado, luego de salir de la casa de sus padres en el barrio Oeste II, alrededor de las 13.30. Su familia está desesperada.

Tras una intensa y desesperada búsqueda, allegados lograron dar con el vehículo del joven de 27 años ayer por la noche. Estaba estacionado en el Open Plaza (avenida Perón).

Las cámaras de seguridad del centro gastronómico y comercial, registraron la llegada de Rivero al lugar a las 14.47. Según detallaron fuentes policiales, en los mismos videos se ve al joven hacer algunas maniobras dentro del vehículo del que bajó y subió dos veces hasta que finalmente lo cerró y se fue caminando para el oeste de la avenida Perón. Lo que pasó después, es una incógnita. 

Dentro del vehículo, los policías hallaron una caja de cartuchos de 50 unidades, en la que solo había 43; un estuche porta-armas color negro vacío; una billetera con dinero y documentos en el interior; un celular Samsung, ropa y un barbijo. El arma correspondiente al estuche, aún no fue encontrada. 

El joven mide 1.80 y es de contextura media; tiene pelo negro corto y barba. Antes de desaparecer, vestía un buzo gris con letras naranjas en el frente, un jean color gris y unas zapatillas blancas. (La Gaceta)