Tras el fallo de Corte Suprema de Justicia de la Nación contrario a la quita del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e impuesto a las Ganancias dispuesto por el Gobierno nacional, que reducía las partidas de coparticipación para las provincias argentinas, el Ministerio de Hacienda de Nación comenzó ayer el “goteo” para devolver los fondos detraídos.

El fiscal de Estado de la Provincia de Tucumán, Federico Nazur, explicó que las provincias comenzaron a recibir ayer una compensación por el retroactivo detraído desde la vigencia del Decreto N°567 hasta que la Corte dictó la medida cautelar.

El Banco Nación ha recibido instrucciones de parte del Ministerio de Hacienda de la Nación de comenzar a pagar. Únicamente, según tenemos entendido, van a pagar por ahora lo que respecta a IVA”, indicó el Fiscal.

Según había trascendido, el costo del fallo de la Corte Suprema de Justicia al Gobierno nacional ascendería los $30.000 millones.

Respecto al impuesto a las Ganancias, el Poder Ejecutivo nacional sostiene que “no habría perjuicio fiscal, porque solo implicó una postergación de la retención del impuesto. Nosotros no estamos muy de acuerdo. Pero, de todas maneras, hay que revisar un escrito que presentará la Procuración del Tesoro hoy”, dijo Nazur. “Haremos las observaciones que sean pertinentes, analizaremos la metodología de cálculo y si es que hay alguna diferencia de monto lo vamos a manifestar en el juicio como corresponde” .

El derrotero del fallo

La reducción de los fondos de coparticipación para realizar devoluciones y reducciones en Ganancias, Monotributo e IVA fueron anunciadas por el Gobierno nacional el miércoles posterior a las elecciones primarias del 11 de agosto. Esto implicaba la pérdida de gran parte de recursos de las arcas provinciales hasta el mes de diciembre y afectaban el normal funcionamiento de los gobiernos locales.

En agosto los gobernadores de las provincias perjudicadas, entre ellos Juan Manzur, se reunieron en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) en Buenos Aires, en rechazo a esas medidas económicas que habían sido anunciadas por el presidente Mauricio Macri. Posteriormente, los fiscales de Estado de las provincias presentaron un reclamo de inconstitucionalidad en la Corte contra el Decreto N°567, que aplicaba la reducción del IVA de los alimentos, impuesto del cual un porcentaje de la recaudación se reparte a las provincias mediante la Coparticipación Federal.

Finalmente, el 2 de octubre pasado la Corte Suprema de Justicia de la Nación votó a favor de las provincias argentinas al establecer que la reducción del IVA y del impuesto a las ganancias no puede afectar los fondos de coparticipación de las mismas.