El trabajo conjunto en promoción y marketing es clave para el éxito de la actividad vitivinícola. Esta premisa fue una de las que dejó Jean-Michel Marchand, presidente de la Aglomeración de Comunidades de Comunas Saumur – Val de Loire en Francia, en su paso por Tucumán.

El funcionario visitó nuestra provincia a raíz de una Declaración Conjunta de Cooperación, Colaboración y Amistad entre Tucumán y esa región del centro oeste francés, especialista en producción vitivinícola.

En la oportunidad, Marchand recorrió los Valles Calchaquíes, donde están emplazadas las bodegas que forman parte de la Ruta del Vino local, con el objetivo de conocer la manera en la que llevan adelante la explotación vitivinícola y las actividades vinculadas con el enoturismo. Además de visitar la Bodega Comunitaria Los Amaicha (primera bodega comunitaria perteneciente a un pueblo originario en Argentina y la tercera a nivel mundial), Albarrosa, Arcas de Tolombón y Fortaleza, el especialista francés compartió un almuerzo con representantes de estas y de otras firmas que se dedican a la producción de vinos de altura.

En Tucumán encontré emprendimientos plenos, en terrenos relativamente pequeños, pero con perspectivas de crecimiento muy importantes”, explicó Marchant al finalizar su recorrido. Destacó, además, que un denominador común es que “los bodegueros buscan desarrollar varietales propios, como Malbec o Cabernet, y del mismo modo presentan blends que responden a los paladares más conservadores”.

Marchant observó que en Tucumán, las bodegas están alejadas unas de otras. “Aquí, se presenta un panorama distinto al francés, y por eso también es recomendable que en Tucumán primen la creatividad y la innovación, porque hay excelentes productos”, ponderó.

A partir de esta primera visita y de la firma de la Declaración, que estuvo encabezada por Marchant y por el Ministro de Desarrollo Productivo, Juan Luis Fernández, “se establecerán tres niveles de cooperación”, según Marchant: “un primer nivel está vinculado con las visitas técnicas que se puedan realizar en Tucumán y en Saumur. El segundo nivel tiene que ver con la formación de profesionales en enología y enoturismo. Por último, Marchant consideró importante trabajar sobre la promoción y la comercialización de los vinos y de su ruta turística.