La Dirección General de Rentas de la Provincia (DGR) recuerda a los contribuyentes que inició el segundo tramo de la moratoria provincial. La fecha límite para acceder a esta etapa del beneficio, en la que la reducción de los intereses alcanza un 80%, es hasta el 31 de mayo. Sin embargo, la prórroga para el pago de impuestos mediante la moratoria cuenta con un tramo más y tiene vigencia hasta el 28 de junio.

Esta moratoria cubre todos los impuestos en los que la Dirección de Rentas es autoridad de aplicación: Inmobiliario, de Automotores y Rodados, Sellos, Ingresos Brutos, Salud Pública, no solo para los responsables directos sino también los agentes de retención, eventualmente”, indicó el subdirector de Rentas, Juan Fernández.

Las deudas que se pueden financiar por la moratoria son las obligaciones que han vencido al 28 de febrero de este año. La Ley de Moratoria establece condonaciones y reducción de los intereses resarcitorios de las deudas que se acojan a la moratoria.

Por ejemplo, las deudas cuyo vencimiento haya operado hasta el 31 de diciembre de 2017, devengarán intereses a partir del primero de enero de 2018. Si el contribuyente opta por cancelar la deuda de contado, estos intereses se ven reducidos en un 80%; también puede cancelar la deuda en cuotas: si vencen hasta diciembre de 2019, la reducción será de un 70%; si vencen a partir del enero de 2020, la reducción será de un 60%”, aclaró Felipe Carrizo, a cargo del Departamento Técnico Tributario.

La condición para acceder a un plan de pagos es que al momento de la presentación de la solicitud de acogimiento a la moratoria, el contribuyente acredite que tiene cumplidas las obligaciones que vencieron a partir de marzo, hasta mayo inclusive, es decir, las cuotas tres, cuatro y cinco.

Por último, Fernández remarcó que “durante a vigencia de la moratoria no se interrumpen las acciones judiciales que eventualmente la DGR puede iniciar cuando se trate de contribuyentes que estén con un elevado nivel de morosidad”.