Durante una audiencia pública que se realizó anoche en el Concejo Deliberante de Concepción, un niño lloró “por tener hambre”. Sucedió mientras se trataba un proyecto presentado por el concejal radical José Calcagni para eliminar el cobro de las tasas municipales en las boletas de EDET.

Cuando la iniciativa del edil de Cambiemos, disidente a Roberto Sánchez, era debatida en la reunión, un pequeño -de nombre Mateo- pidió la palabra. Y entre lágrimas, dijo: “ustedes no hacen nada; mientras se sientan ahí, nosotros nos morimos de hambre por su culpa”.

“Escuchen lo que les dice el niño; por favor, escuchen”, arenga su mamá; e inmediatamente el pequeño, llorando más fuerte, vuelve a repetir sus palabras, esta vez acompañado por los aplausos de los vecinos.

El pleito

Calcagni impulsa en Concepción la eliminación del cobro, a través de la factura de EDET, de la tasa municipal por alumbrado, barrido y limpieza. A través de un proyecto de ordenanza de su autoría, propone que los servicios en cuestión vuelvan a ser abonados en Rentas de la Municipalidad.

En primer momento fue rápidamente rechazada por el Departamento Ejecutivo Municipal, encabezada por el radical Roberto Sánchez. El secretario de Gobierno, Julio César Herrera, enfáticamente dijo que lo que quiere Calcagni “es dejar a oscuras a Concepción”. “La Perla del Sur se va a transformar en La Perla Negra”, insistió el funcionario.

“En nuestro municipio hay personas que pagan boletas con un monto de $5.000, de los cuales $900 son tasas municipales. Esto distorsiona lo que realmente se consume de electricidad. La idea es que la Municipalidad cobre lo corresponde a través de Rentas y en la boleta de EDET sólo lo que cada usuario consume de electricidad”, había defendido el concejal.

La iniciativa fue debatida anoche en el salón del Concejo Deliberante, en la audiencia pública a la que asistió Mateo, quien dejó a todos callados luego de pedirle a los concejales “que hagan algo para no pasar más hambre”.

Fuente: Infoaguilares.com.ar