10 Sep 2022 - 18:59

Manzur y Jaldo ¿cómo se preparan para 2023? 

Mientras Manzur prepara su informe al Congreso, Jaldo quiere consolidar la gestión con más celo en la seguridad y en las actividades productivas

El de ayer fue un viernes diferente para la Casa de Gobierno. Juan Manzur no vino a Tucumán. Hoy asistirá a la Basílica de Luján para participar de la ceremonia “por la Paz y la Fraternidad de los argentinos”, en respaldo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Pero hay otro motivo por el que el jefe de Gabinete de la Nación suspendió su viaje a esta ciudad: el informe que le miércoles deberá brindar ante la Cámara de Diputados. Allí deberá responder un cuestionario que, según trascendió, contiene más de 3.000 preguntas. La agenda de anuncios y de visitas de ministros nacionales fue pospuesta por una semana más. Manzur seguirá viniendo a la provincia a consolidar al PJ rumbo a 2023. No tiene previsto dejar la licencia y retomar la gobernación. Lo habló otra vez el jueves, en Chaco, con Jaldo. El vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo regresó de la cumbre del Norte Grande con algunas certezas políticas de cara a las próximas elecciones: él será candidato a la sucesión.

Mientras tanto, Manzur maneja varias estrategias, a saber:

• Acompañará a Jaldo en la fórmula del Frente de Todos. La vicegobernación es otra vez una posibilidad, pero que dependerá de una declaración de certeza para que no se judicialice la elección general que viene.

• Ocupar la banca en el Senado. Para eso, deberá ofrecerle a Pablo Yedlin un espacio para que el retorno del pediatra le signifique el menor sacrificio político posible. Encabezaría un acople a legislador que puede ser un trampolín para llegar a la presidencia subrogante de la Cámara. Si esta opción se diera, Manzur buscaría escalar en la Cámara Alta, allí donde el dominio es cristinista.

• La tercera opción es una proyección nacional. Para que esto sea posible, depende de varios factores. Uno, que logre consolidarse como figura nacional para la integración de una fórmula presidencial si es que el Frente de Todos logra revertir el difícil cuadro económico actual. En todo caso, Manzur cree que la lucha por ese objetivo es de mediano plazo, hacia 2027.

Más allá de todo este juego de poder oficialista hay una certeza: Jaldo debe mostrar gestión si es que quiere competir con chances de ser electo gobernador, si es que no le surgen adversarios internos de peso para impedirle avanzar con su proyecto político. Frente a las alternativas que se abren, el tranqueño ha visto dos encuestas en menos de una semana. Según sus allegados, tanto la espontánea como las que preguntan por fórmulas le sonríen. Más estudiado es el sondeo guiado. ¿Qué miden los consultores? En fórmulas, Jaldo ensaya variantes con el propio Manzur, con Yedlin, con la diputada Rossana Chahla y hasta con el intendente de Tafí Viejo, Javier Noguera. De la oposición, mide binomios como Germán Alfaro-Roberto Sánchez Sánchez-Alfaro; Sánchez-Mariano Campero y Campero-Sánchez. Ricardo Bussi asoma en soledad, con más de 10 puntos, indican en la sede del PE.

Más allá de eso, Jaldo teme el “efecto reelección”. Su interinato, que en 10 días cumplirá un año, es tomado como un mandato propio y, por esa razón, le imprime velocidad a los anuncios y a los proyectos encarados antes, durante y después de la ida de Manzur. Hacia adentro, el vicegobernador en ejercicio del PE se puso como meta unir al PJ y no entrometerse en el armado de las candidaturas para 2023. “El frente es de todos, y todos deben trabajar para llegar a la meta. Salgan a la calle a laburar y a mostrarle acción a la gente”, indicó Jaldo a varios dirigentes que se aproximaron a su despacho.

Los acoples se arman en los cuatro puntos cardinales. La dirigencia oficialista está en estado de ebullición, buscando la manera de sostenerse e insertarse en el mercado político tucumano. Jaldo reafirma que su campaña es la gestión. En seguridad, ha puesto en capilla a la cúpula policial. Aprobó las acciones de la Regional Norte y Este; también a la mayor parte de la estructura capitalina, pero puso la lupa en la Regional Sur. Quiere más resultados en la lucha contra el narcomenudeo. En materia de obras públicas, ha recibido informes de los funcionarios del área que significan avances en materia de viviendas. Está próximo a anunciarse las obras para avanzar con la autopista al aeropuerto Teniente Benjamín Matienzo.

En este período, sin embargo, la mayor inquietud oficial pasa por la producción. El atraso cambiario ha causado fuertes perjuicios económicos a las industrias madres. Por caso, está próximo a dictarse la emergencia para la actividad citrícola a raíz de la situación con la que termina la zafra. El atraso salarial más los mayores costos laborales han causado la pérdida de competitividad internacional al citrus tucumano, admitió el titular de la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), Pablo Padilla. La suba de los costos en dólares para el sector ha sido cercano al 40%. De ese modo, no se puede competir contra las producciones de Turquía y de Sudáfrica. La declaración de emergencia provincial puede ser un primer paso para la recuperación. Se aguarda que el segundo paso sea federal, con reducciones de aportes patronales, suspensión de ejecuciones fiscales y reembolsos del IVA, entre otros beneficios.

El costo productivo del citrus: una pérdida de unos U$S 100 millones

La producción citrícola del NOA ha sido cercana a las dos millones de toneladas. De ese total, alrededor de 200.000 toneladas no pudieron ser cosechadas y han quedado en la planta y no fueron cosechadas. Los productores tuvieron que pasar directamente hacia otra producción, por ejemplo, la caña de azúcar (entre unas 3.000 y 5.000 hectáreas, según las estimaciones de los productores). El costo productivo por la fruta no cosechada ha ido calculado en unos U$S 100 millones. En ese sentido, la actividad ha calculado que, durante esta zafra, se han perdido -además- alrededor de 400.00¿0 jornales. Por esa razón, los industriales consideran que es imperioso que el Estado facilite más planes interzafra, con el fin de cubrir las necesidades económicas de gran parte de los 30.000 obreros que trabajan para el citrus.

Diversificación industrial: ácido cítrico para consumo interno

La actividad citrícola tucumana está desarrollando una diversificación, con el fin de mejorar el uso de los derivados industriales. En ese sentido, la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa) está trabajando en la potenciación productiva de ácido cítrico a partir del juego de limón, según anticipó a LA GACETA su titular, Pablo Padilla. Se trataría de una alternativa para sustituir importaciones, en la que se requiere una ley de promoción que contemple aquella diversificación industrial. La idea es que el sector alimenticio consuma más ese ácido cítrico que se obtenga a partir del jugo de limón. Según las estimaciones del sector citrícola, en la actualidad, el consumo de ácido cítrico reporta alrededor de U$S 45 millones. Un dato no menor: toda esa producción que ingresa a la Argentina es importada.

Más incorporaciones para seguridad: la DEA y los 600 nuevos policías

“El que cumple las pautas, sigue; el que no cumpla con su tarea, se va”. Osvaldo Jaldo ha sido taxativo en materia de seguridad. El vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo ha comunicado a la cúpula policial que quiere resultados inmediatos en materia de seguridad en todo el territorio provincial. Hace pocos días, Jaldo recibió varios videos en el que, según se indicó, se observó a dos bicipolicías que descansaban en horas de servicio y, curiosamente, le robaron los rodados. Ordenó el cese de funciones para ambos uniformados. Ahora ha decidido estrechar vínculos con la Administración de Control de Droga (DEA por sus siglas en inglés) para que capacite al personal tucumano. Asimismo, en octubre se incorporarán 600 agentes que, según Jaldo, reforzarán la seguridad en las calles tucumanas.

Fuente: La Gaceta