15 Jul 2022 - 10:45

Influencer tucumana pidió una sopa en un centro de esquí y se indignó: “Me la cobraron 1300 pesos”

Totalmente decepcionada, con un video, la joven mostró a sus más de 400 mil seguidores de Instagram el insólito pedido que le llegó en un restaurante en medio de la montaña.

No saben lo que me acaba de pasar”, expresa frente a cámara la influencer tucumana Danelik Star, desde sus soñadas vacaciones en Bariloche, que se vieron un tanto eclipsadas por una inesperada situación durante el almuerzo en un centro de esquí.

Frente a cámara, la influencer detalló sobre el almuerzo que pidió mientras se encontraba en el predio de un centro de esquí: “Me pedí una sopa. Miren $ 1300 me salió y $ 500 cada agua. Eso no es lo peor, miren lo que es la sopa, en un vasito descartable”. En un primer plano, se puede visualizar que el relato de la joven era cierto, y en lo que parece ser un vaso típico de café le dieron su almuerzo.

Contrario al contenido que comparte usualmente para divertir a sus seguidores, Danelik se mostró totalmente decepcionada por la situación que atravesaba; sin embargo probó la comida, que a simple vista no se veía apetecible. “Vamos a probar la sopa, no me voy a amargar”, anticipó con un tono de auto convencimiento. Una vez que saboreó el producto sentenció: “Desabrida, sin sal, sopa de calabaza. Estoy estafada”.

Con un llanto ficticio, la influencer expresó su decepción al consumir este alimento en medio del gran frío sureño. Para terminar con la anécdota, con un tono gracioso, indicó que la moza que le tomó el pedido -previo a conocer cómo sería el “plato- , le consultó si la comida era para compartir, ya que eran dos las clientas. Luego de ver cómo era la comida, lanzó con humor: “Imaginate si era para las dos, dos cucharadas para cada una”.

En primera instancia, la autora del video se vio sorprendida por el precio del pedido. Cabe destacar que una botella de agua de 500 ml. puede rondar entre los 60 y 120 pesos, por lo que el valor que le fue cobrado es muy superior, aunque vale subrayar que los centros de esquí manejan otros valores por tratarse de sitios turísticos. Consciente de esto, la influencer accedió a pagar este monto por los tres productos, no obstante fue la calidad de la sopa y su presentación lo que la enfureció

Inmediatamente, el video se viralizó y los comentarios de los seguidores de la joven rondaron entre la indignación y el humor, los mismos sentimientos que transmitió la protagonista. “Decí que es joda, por favor”; “Se abusan por el lugar y de los turistas”; “¿Entonces cuanto sale el asado? Mejor le entrego el sueldo”; “Un súper robo. No se puede vacacionar así”; “Preguntale si la sopa viene con un saludo de Messi”, fueron algunas de las reacciones. (Contexto)