21 Abr 2022 - 13:53

Lola M, la estafadora de 17 años que gastó 25 mil dólares copiando tarjetas de crédito de sus amigas

La historia salió a la luz a partir de audios de Yanina Latorre. Lo más curioso, un par de anteojos que le regaló a una amiga... con la tarjeta de esa misma amiga.

En las últimas horas, empezó a circular en redes sociales un audio de Yanina Latorre relatando una estafa millonaria de una adolescente de 17 años, que copió los datos de las tarjetas de créditos de sus amigas y realizó compras que ascienden a unos 25 mil dólares.

Según denunció la panelista de LAM, varias de sus amigas fueron víctimas de las estafas de la joven llamada Lola M. El modus operandi era copiar las tarjetas de crédito cuando iba a las casas de sus amigas, en el lujoso barrio de Belgrano R, en Buenos Aires. En Twitter compararon el caso con la serie de Netflix "Investing Anna". 

"Se dedicó desde el año pasado a sacarle fotos a todas las tarjetas de crédito de todas sus amigas, madres, hermanas, iba a las casas y agarraba las billeteras y les sacaba las tarjetas de crédito", contó primero Latorre.

Y agregó que la adolescente abrió una cuenta de Paypal a nombre de una de sus amigas y desde allí gastó rotando las tarjetas ante cada pago, logrando que nadie advirtiera sus consumos: "Se dedicó a comprar y a vivir de las 25 tarjetas".

En la lista que se viralizó en redes sociales, se ve en detalle cuáles fueron los gastos que realizó la estafadora en algunos locales de Estados Unidos y algunas tiendas online. Figuran compras en H&M, Zara, carteras Zadig, cuota del gimnasio, peluquería, collar Tiffany, dos entradas para Tale Of Us, pasaje ida y vuelta a New York, Cabify y Uber, 14 mil pesos en Mercado libre, numerosos Starbucks, compras en Amazon y e-bay, pantalones, chalecos y una noche en el Sheraton.

Cómo se descubrieron las estafas de Lola M.

Todo se descubrió cuando uno de los padres increpó a su hija por gastos de casi un millón de pesos. "Hasta esos gastos eran normales de todas las chicas", dice Yanina Latorre en el audio (por cierto, normales para cierta clase social, no para el común de los mortales), “qué sé yo, gastos normales como hacen las chicas, de 200, 300, 400 dólares”.

Y otra madre increpó a su hija por un recital de 600 dólares, a lo que esta respondió que no había ido, y ahí comenzaron a controlar las compras y se dieron cuenta de que había algo irregular.

“Un día se juntaron las amigas, que son como 8, y contaron que a todas les habían cortado las tarjetas y que les había pasado lo mismo. Allí se dieron cuenta de que era una de ellas”, reveló Yanina Latorre. 

Con información de El Doce y Perfil.

Temas