22 Oct 2021 - 17:04

Un caso de terror en la que la víctima tuvo justicia en menos de un año

El juicio oral y público duró 3 días y se declaró una condena de 14 años para un padre violador.

El Centro Judicial Monteros concluyó una causa por violación pon acceso carnal, violencia física y psicológica, con la condena a 14 años de prisión efectiva contra un progenitor que abusó durante 11 años de su propia hija

El hecho fue rotulado como "una película de terror" en los alegatos por parte de la fiscal, María Eugenia Posse, encargada de la unidad de Investigación y Enjuiciamiento en Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Contra la Integridad Sexual del Centro Judicial Monteros.

"Ella logro escapar no solo de las violaciones, sino también de la violencia física y psicológica constante a la que fue sometida desde los 9 años de edad y hasta los 19. De las agresiones físicas fueron testigos incluso las profesoras y compañeras de la víctima, quienes declararon en la audiencia" explicó la doctora Posse a MONTERIZOS.

Al ser consultada sobre el proceso de actuación de la fiscalía desde que toma conocimiento del hecho y hasta la sentencia, la fiscal detalló "El caso se viralizó en las redes a través de declaraciones de la propia víctima, quién dio a conocer algunos hechos, el año pasado y luego procedió a la denuncia, acompañada de su mamá, quien también se encontraba en estado de vulnerabilidad por parte de su marido".

"Este es uno de los peores casos que se registró en este Centro Judicial, asimismo se logro una condena ejemplar y en un tiempo reducido, en comparación al proceso que se tenía antes". Ocurre que el caso fue tratado bajo el nuevo código procesal penal, "de noviembre del 2020 a octubre del 2021 se pudo concretara investigación y el juicio. Antes todas las denuncias eran investigadas por las fiscalías de Monteros y luego pasaban a los jueces en Concepción, en donde, muchos casos prescribían por el paso del tiempo. Ahora, en menos de un año tenemos una condena efectiva para el perpetrador de estos delitos horrorosos" destacó Posse.

"Esto implica asegurar y garantizar el acceso a justicia a las víctimas, que en definitiva es el mejor logro que hemos obtenido como sistema judicial, para dar respuesta a la comunidad".

Pandemia, violencia y papel del estado

La encargada de la unidad de Investigación y Enjuiciamiento en Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Contra la Integridad Sexual del Centro Judicial Monteros, no dejó de lado en la entrevista con MONTERIZOS, el año en el que la víctima tuvo la valentía de hablar sobre lo ocurrido.

"Durante la pandemia en el 2020 hubo un aumento de casos de violencia y abusos concretados por los agresores, quienes eran conscientes que las mujeres, a las que violentaron, se encontraban en minoría de condiciones en todos los aspectos. Es decir, los agresores en su superioridad física, pero también económica han sometido a múltiples vejámenes a muchas mujeres durante la pandemia".

Posse destacó entonces la labor que se concreta desde la Secretaría de Estado de la Mujer del Ministerio de Desarrollo Social "un organismo del cual está al frente María del Carmen 'Cuyi' Carrillo, desde el cual se trabaja de forma directa con las víctimas en estado de vulnerabilidad". De esta forma la fiscal expuso que el sistema actual permite un procedimiento más efectivo, en el cual intervienen diferentes instituciones estatales para responder ante la demanda social de justicia efectiva, pero también inmediata.