21 Oct 2021 - 14:24

Patricia Gómez: “Inicié una relación con una persona con la que no debía”

Un juez otorgó la libertad a la docente monteriza.

“Estoy aquí por haber tomado una mala decisión. Inicié una relación con una persona con la que no debía”, dijo Patricia Gómez, la novia de Roberto Rejas, al cerrar el debate donde insistía por tercera vez en su inocencia y prácticamente, imploraba a través de su abogado que la dejen en libertad. “Tengo un hijo que está sufriendo por todo esto”, agregó la joven profesora de Educación Física e instructora de zumba. Durante casi tres horas esperó escuchar la resolución del juez que finalmente le otorgó la libertad. Pasó de rezar a no poder ocultar su cara de angustia. Del llanto a la sonrisa de felicidad.

Gómez era muy conocida en su ciudad natal. Pero su rostro se hizo conocido a nivel provincial luego de que fuera acusada de haber favorecido en la fuga del ex guardiacárcel que fue condenado a perpetua por el femicidio de Milagros Avellaneda y el crimen de su hijo, Benicio. Quedó aprehendida el 4 de octubre, y a los pocos días fue trasladada al penal de Mujeres.


Por tercera vez, su defensor Jorge Muñoz planteó que, pese a no haber evidencias en su contra, al menos debía seguir el proceso en libertad. La jueza Fanny Siriani no creyó en su versión y le dictó la prisión preventiva por 86 días. El martes, el juez Diego Lammoglia rechazó el pedido de sobreseimiento y se negó a revocar su detención.

La resolución

Ayer, en audiencia de impugnación, el magistrado Carlos Caramuti aceptó el planteo que había sido rechazado en dos oportunidades: no se puede dictar la prisión preventiva a una persona que podría recibir una condena de cumplimiento condicional sin una debida justificación, como fue en este caso.

Pero el juez aclaró que para recuperar la libertad, debe presentar una caución de $1 millón y después cumplir con varias reglas de conducta; la más importante es que no puede visitar ni tener ningún tipo de contacto con Rejas. Otra: no puede abandonar Monteros sin autorización judicial.

“Seguirá siendo investigada, porque hay evidencias como para sospechar de que favoreció la fuga”, indicó el magistrado. Son tres los indicios que la complican procesalmente:

1- Trabajaba en la escuela por la que Rejas se fugó. Se sospecha que ella le brindó información clave para que se escapara.
2- Un testigo dijo que vio a Rejas transitando por Río Seco camino a Monteros en un VW Fox negro, que con una pericia morfológica se habría determinado que sería el mismo de la acusada.
3- Gómez, después de que su novio fuera condenado, organizó una colecta para poder afrontar los costos de la apelación. Se cree que en realidad esos fondos fueron para solventar la fuga.

Opiniones divididas

Monteros volvió a ser un hervidero luego de que se confirmara que la joven recuperaría la libertad. “Era hora de que se dieran cuenta de que ella no tenía nada que ver con la fuga. El muy cobarde ni siquiera dijo que ella no tenía nada que ver. ¿Puede ser un hombre tan infeliz? Sí. Y pensar que muchos pensaban que era un inocente”, dijo Luciana Ramírez, amiga de Gómez.

Anoche, aunque sea a través del Zoom, una decena de monterizas se unieron a la audiencia. La acusada, que participó del debate desde el penal, cada tanto revisaba la pantalla del dispositivo para observar quién estaba. “Estuvimos porque sabemos que ella es inocente. No importa todo lo que diga la gente. Ese desgraciado la engañó y no dijo que ella no tenía que ver. Si fuera un hombre, la hubiera desvinculado”, insistió Ramírez.

“Ella se buscó esto. Tendría que haberse dado cuenta de que no era bueno enamorarse de un hombre que estaba acusado de un doble homicidio. Eso no es amor, es estupidez”, dijo Juan Carlos Guerra. “Nadie cree en esos llantos. Ella pidió dinero para ese asesino y quizás lo utilizó para bancarle su fuga. La imagen de esa chica quedó a la altura del zócalo y más en una ciudad chica como esta”, agregó Fernanda Rivadeneira. Gómez, cuando culmine con todos los trámites, podrá caminar por las calles monterizas donde su nombre está en boca de todos.

La opinión del fiscal: “ella fue una de las colaboradoras”

Mientras el juez de impugnación Carlos Caramuti resolvía otorgarle la libertad a Patricia Gómez, el fiscal Pëdro Gallo era entrevistado por LG Play. “Estamos convencidos de que estamos ante una evasión planificada con bastante tiempo de anticipación, donde Roberto Rejas fue el cerebro y contó con la colaboración de varias personas, entre ellas Patricia Gómez”, explicó el investigador. “Hay otras personas involucradas que estamos investigando. Muchos detalles no podemos dar, pero seguimos trabajando”, agregó.

Fuente: La Gaceta