14 Oct 2021 - 21:30

“Son cuatro menores que quedaron sin su mamá, se nos parte el corazón”

Familiares, amigas, vecinas y vecinos de Monteros exigieron justicia por el femicidio de Jimena Saba.

La calurosa tarde monteriza no fue impedimento para que cientos de vecinas y vecinos acompañaran a los amigos y familiares de Jimena Saba, asesinada a puñaladas por su pareja, Aníbal Rosas.

“Son cuatros menores de edad que quedaron sin mamá, ellos se tienen que separar ahora, se nos parte el corazón, es una profunda tristeza”, dice Santiago Díaz, primo de Jimena.

“Exigimos justicia, queremos que aparezca esta persona y que la policía se mueva a buscarlo, para que este femicidio no quede impune”, expresó.

Por su lado, Estela Molina, amiga, compañera y “hermana de la vida”, como se denominó en su alocución, conto detalles de la infancia de Jimena en San José de Flores, la localidad cercana a Acheral. “Se crió con nosotros, con mi familia, con mis hermanos, con mi madre, con mi papá, con su papá que fue y es un luchador incansable, es un padre excepcional, que nunca le hizo faltar nada a Jimena”.

“La verdad que jamás me imagine, pasar por semejante dolor, por semejante tragedia. Despertar el domingo a la mañana, que parecía que iba a ser un hermoso día y un fin de semana largo que muchos disfrutaron, y nos despertamos con la peor noticia que una persona puede tener, que su amiga, su vecina, su compañera, su hermana de crianza, había sido asesinada, de la peor y brutal manera, por parte de esta persona, Aníbal Rosas".

Además, agregó; “ese hombre huyó a pie, y todavía la policía no lo puede encontrar, tienen pistas por todos lados, y todavía no hay nada sobre su paradero”.

“Ese hombre huyó a pie, y la policía nos está custodiando acá porque cree que somos las violentas”.

“Hoy hay cuatro niños sin su madre, y este domingo ¿qué van a festejar? No puedo creer que Jimena ya no está”, dijo con dolor y tristeza.

El papá de Jimena, y dos de sus hijas, encabezaron la marcha en la que además también se recordó a otras monterizas víctimas de la violencia de género.