25 Ago 2021 - 14:04

Escándalo en el Vaticano: denuncian el uso de una app para citas gay dentro de la Santa Sede

Un blog de católicos conservadores de EE.UU. denunció que esa aplicación era usada por sacerdotes o funcionarios. Detrás, están las críticas de ese sector al Papa Francisco.

Es una denuncia que sacude a El Vaticano. El análisis de datos de teléfonos celulares revela que múltiples niveles de la jerarquía católica emplean "Grindr". Se trata de una aplicación que, en su página web, se presenta como orientada hacia la comunidad gay, bisexual, trans y "queer".

La noticia se publicó en el New York Times y cita como origen de la denuncia a un blog católico llamado "The Pillar" (El Pilar).

La primera vez que publicaron datos en su blog causaron conmoción dentro de la Iglesia católica norteamericana. Hace un mes, presentó su renuncia monseñor Jeffrey Burrill, quien era el secretario general de la conferencia episcopal de ese país.

El golpe más fuerte

Pocos días después presentaron en ese blog la denuncia de mayor impacto. Siempre según "The Pillar", en 2018, al menos desde 32 celulares radicados en El Vaticano utilizaron la aplicación Grindr.

El cruce de las celdas activadas muestra que las señales partieron desde las zonas de El Vaticano a la que no pueden acceder los turistas o visitantes. Es decir, pertenecen a celulares de prelados, sus secretarios o personas que trabajan en la Santa Sede.

Sectores conservadores de la iglesia católica en los Estados Unidos sugieren que esto encendió las alarmas sobre la conducta de la alta jerarquía vaticana.

Cómo accedieron a esos datos

Es uno de los grandes interrogantes de esta denuncia. Al menos, el diario neoyorquino publicó que los responsables de ese blog conservador no dieron ninguna precisión sobre cómo obtuvieron esa información, de qué manera lograron conocer el uso y las conexiones de una serie de celulares de la Santa Sede.

La divulgación de esta información es interpretada como una muestra más de la "batalla cultural" de los sectores más conservadores que no comparten la orientación que el Papa Francisco le ha dado a su pontificado.

Los prelados están ahora en una posición incómoda. Desde el inicio de su tarea como sacerdotes hacen votos de mantener el celibato. Esto se ha mantenido así, pese a la cantidad de intentos por discutir este férreo principio doctrinario. La Iglesia Católica lo ha ratificado permanentemente, a diferencia de otras vertientes cristianas, como los protestantes, que permiten el matrimonio.

Según el New York Times, funcionarios de El Vaticano se han reunido con representantes de la aplicación Grindr, pero no se informó el contenido ni el resultado de esos encuentros. (A24)

Temas