21 Ago 2021 - 15:59

Salta: sacó una ambulancia, manejó borracho, lo echaron y deberá pagar $144 mil

Manejó el viernes pasado una ambulancia de Rosario de Lerma, estaba borracho y transportaba en la misma bebidas alcohólicas para El Carril.

Un sumario administrativo y una multa de 144 mil pesos deberá hacer frente el chofer Alberto Altamirano, que sacó una ambulancia sin permiso del hospital Joaquín Corbalán de Rosario de Lerma, y luego fue detenido borracho en un puesto policial el viernes pasado en la zona de El Carril.

Según informó la médica María Eugenia Rivero, gerente del nosocomio rosarino, al irresponsable conductor se le retuvo la licencia, fue apartado de su cargo en el hospital Corbalán de Rosario de Lerma y se le inició sumario administrativo. También figura una denuncia penal por parte del Ministerio de Salud, ya que el hombre habría sustraído las llaves del vehículo para poder utilizar el móvil sanitario.

A pesar de ello, esta denuncia es solo por la imprudencia del manejo en estado de ebriedad, porque haber utilizado un rodado al servicio público, sin la debida autorización, no encuadraría una sanción penal con arresto o posible imputación. El chofer de la ambulancia de Rosario de Lerma que fue detenido en El Carril el viernes pasado alrededor de las ocho de la noche, en un control policial, tenía 1,12 grados de alcohol en sangre. Argumentó que había comprado asado y bebidas alcohólicas para una fiesta con un grupo de amigos.

El acompañante de Altamirano, con residencia en la localidad de El Carril, amenazó con llamar a sus influencias políticas si no los dejaban pasar porque se les hacía tarde para el asado organizado por ambos en una casa de barrio Santa Rita de aquella localidad.

La multa al chofer correspondiente por la graduación de alcohol encontrada en sangre es de $144 mil. Pero esto no es todo. La ambulancia no estaba en condiciones de circular, le faltaba el embrague y no tenía balizas. Esperaba ser refaccionada para volver a prestar servicio en Rosario de Lerma.

Este irresponsable accionar deberá responder con pago de multa y un sumario administrativo por el momento.

La gerente del hospital Corbalán de Rosario de Lerma detalló que "el hombre se encontraba trabajando a prueba en la jefatura de mantenimiento y transporte. Es una persona que por su cargo tenía acceso a los vehículos".

La ambulancia que había quedado secuestrada en Tránsito Municipal de El Carril ya fue restituida al hospital de Rosario de Lerma. Las condiciones mecánicas son deplorables. Era utilizada por el momento para realizar tareas administrativas antes que ingrese al taller por reparaciones.

Sobre el acompañante de Altamirano el hospital aclaró que "la persona que acompañaba al chofer no es personal del hospital de Rosario de Lerma. Ejecutó algunos trabajos de forma independiente en este nosocomio. No hay una relación directa con esta institución".

La explicación fue oportuna para deslindar responsabilidades ya que se había mencionado en otros medios locales que ambos sujetos, tanto el chofer como su acompañante, pertenecían a la planta del hospital. (El Tribuno).