30 Jun 2021 - 11:02

Respuesta a las dudas que surgieron por la fuente de Monteros

El historiador monterizo Arturo D. Zelaya explica los orígenes de la fuente de "los chanchitos" en el paseo principal de Monteros. Pero también deja a la comunidad otro interrogante.

En los últimos días surgió en las redes sociales de los monterizos la pregunta sobre el origen y los motivos por el cual tenemos la fuente en la plaza Bernabé Araoz; al respecto el historiador monterizo Arturo D. Zelaya explica de dónde vino y por qué se instaló la misma.

El primer lugar Zelaya felicitó a quienes "de una forma u otra, con aciertos o errores tuvieron hace algunos días el interés por conocer el origen de este monumento histórico". ¿Por qué monumento histórico? Simplemente porque éste es el recuerdo que dejaron nuestros abuelos por la conmemoración del Centenario de la Independencia, para las generaciones venideras".

"Quién recuerda este hecho es el poeta Antonio Puga García cuando en el año 1922 expresó 'A Porcel (Intendente Rodolfo Porcel Bueno) le cupo en suerte presidir las fiestas centenarias de la Independencia Argentina y bajo su dirección adquirieron un lucimiento tan ponderable, que ellas por sí solas, constituyen el mejor elogio que pudiera hacerse del querido muerto. Fue en estas fiestas que se inauguró la sala de maternidad en el Hospital Lamadrid, el busto del Belgrano y la fuente artística'".

Por otra parte, "en una publicación periodística del historiador Carlos Páez de la Torre (h) en un estudio que hizo de las fuentes, que en Tucumán se erigieron entre la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siguiente, dice que fueron adquiridas según catálogos que los comercios de la Capital Federal publicitaban como fabricadas en Inglaterra".

"Llegaban perfectamente embaladas y estaban compuestas por piezas que encajaban como un rompecabezas. Por lo tanto no se trata de una obra escultórica, eran fábricas especializadas que las producían en serie".

Animal mitológico que adorna la fuente de la plaza Bernabé Araoz

"En el caso de nuestra fuente, si se observa en cercanía de la gárgola ubicada en el lado sud hay una pequeña placa de mármol, que se encuentra resquebrajada con la siguiente inscripción algo borrosa en la que se alcanza a leer: Belluscio Hnos. 24 de Septiembre 1348 - Tucumán. Seguramente era el comercio que las vendía".

"En cuanto a las figuras que representan las cuatro gárgolas estas, son animales mitológicos de nombre sirenas".

Para reflexionar

Al final de su explicación y después de brindar información documentada, Zelaya invita a la población a reflexionar y abre otro interrogante "Por último, este tema obliga a preguntarnos ¿Dónde se encuentra el monumento que nosotros, los monterenses, hemos dejado para las futuras generaciones con motivo del Bicentenario de la Independencia? Es para pensarlo".