15 Jun 2021 - 14:37

La randa de El Cercado representó a Tucumán en China

Del otro lado del mundo la randa, legado ancestral del departamento Monteros fue apreciada, reconocida y admirada como Patrimonio Cultural. Lucía Galíndez, profesora en Ciencias Antropológicas y Gestora Cultural, cuenta a MONTERIZOS en detalle sobre la ponencia, de la cual fue responsable.

Los hilos continúan entrelazándose y haciendo a la vida, escribiendo la historia de familias, de mujeres; de generación en generación ese fino hilo no se corta, al contrario se fortalece, crece y se expande. Las manos tejedoras de El Cercado, las que puntada a puntada y por cada nudo que se ciñe construyen una nueva obra, fueron reconocidas a miles de kilómetros de aquí.

La randa fue presentada en el 9Th International Intangible Cultural Heritage Protection Forum, Shanghái (China), uno de los congresos internacionales más importantes donde se exponen e intercambian experiencias de protección de las manifestaciones del Patrimonio Cultural Inmaterial en distintos ámbitos y lugares del mundo.

El Ente Cultural de Tucumán participó a través de la ponencia de Lucila Galíndez, profesora en Ciencias Antropológicas y Gestora Cultural. Ella fue la encargada de disertar sobre: “El arte textil de la Randa de El Cercado (Monteros), Patrimonio Cultural Inmaterial de Tucumán, un recorrido por las experiencias locales y comunitarias para su protección y puesta en valor”. Un trabajo de investigación, no solo del tejido, sino de las mujeres que lo mantienen vivo, sus historias, sus contextos. El trabajo hace un recorrido en detalle desde el origen colonial español del fino encaje a la actualidad; 400 años después el tejido se sigue creando.

Ponencia de Patrimonio Cultural: la randa

"Fueron más de 40 mujeres, de todas las edades, porque hay abuelas, jóvenes y adolescentes que continúan aprendiendo la práctica del tejido particular" explica Galíndez a MONTERIZOS. Y menciona a cada una, dando cuenta de que varias son abuelas y nietas, hermanas, madres e hijas, vecinas, conocidas. Hay un vínculo entrelazado en el mismo hacer de la randa, historias de vida que se entrelazan, en el día a día.

De El Cercado a Shanghái

Disertante: Lucía Galíndez con el trabajo “El arte textil de la Randa de El Cercado (Monteros), Patrimonio Cultural Inmaterial de Tucumán, un recorrido por las experiencias locales y comunitarias para su protección y puesta en valor”.

El 10 de junio pasado se presentó en el 9º Foro Internacional de Protección de Patrimonio Cultural y Material en la ciudad de Shanghái, en China, la randa. En dicho foro participan distintos países mostrando diferentes ámbitos de su patrimonio y medidas de salvaguardia que se llevan adelante.

La presentación se concretó a través de la invitación del Consulado Argentino en Shanghái y la gestión de la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería Argentina. "Fue la entidad que trabajó para que Argentina muestre manifestaciones del patrimonio cultural, por ejemplo aquellas que fueron declaradas por la UNESCO como tales: el filete porteño, el tango, el chamamé; pero también otras manifestaciones que aun no tiene declaratoria pero que son muy importantes, como la randa de El Cercado, las canciones del norte neuquino, y otro sobre las técnicas y procedimientos de la artesanía local" advierte Galíndez.

"Es motivo de orgullo para Tucumán que se haya concretado esta ponencia y el reconocimiento que se le dio como manifestación cultural de nuestro patrimonio cultural". Esas manos que silenciosamente hace siglos trabajan en el particular tejido fueron conocidas en otro continente, por otra cultura milenaria y por diversos representantes de otras expresiones culturales.

Una investigación como legado

Randeras de El Cercado mantienen vivo una práctica de generación en generación del tejido

"El trabajo trata de trasmitir lo que es la randa de El Cercado, tanto en sus técnicas y procedimientos, en sus hacedoras, es decir: quienes lo hacen, quiénes son, qué hacen, cómo viven, dónde viven, cómo es la zona. Y también la randa en su historia y en la actualidad, en sus múltiples aspectos: como en la actividad económica, como forma de expresión de mujeres culturales que la crean y recrean de generación en generación".

"La experiencia puntual de la ponencia virtual (se envío un video con la exposición) fue presentar algo a un público que desconoce de lo que estamos hablando y lo que implica dar cuenta de por qué es patrimonio cultural nuestra randa. Y por otro lado, se planteó la experiencia de protección y salvaguardia de ese patrimonio cultural, lo que implica contar historias locales, personales, comunitarias y colaborativas, como ser cuando trabajamos el circuito de la randa con las propias randeras o el Museo Móvil de la Randa y la Muestra de Autobiografías de Randeras que es una creación colectiva de las propias randeras".

Los tejidos y las experiencias recopiladas pertenecen a Anice Ariza, Mary Ariza, Margarita Ariza, Claudia Aybar, Gabriela Belmonte, Elba Aybar, Tatiana Belmonte, Ana Belén Costilla Ariza, Cristina Costilla, Mirtha Costilla, María Laura González, Silvia González, Antonia Núñez, Martha Núñez, María Marcelina Núñez, Elizabeth Pacheco, Gisel Paz, Agustina Sosa, Elba Sosa, Isabel Sosa, Rosario Ávila, Marcela Sueldo, Yohana Torres y Ana María Toledo.