La Fundación Messi que tiene como principal figura al astro del fútbol Lionel Messi donó el año pasado 50 respiradores artificiales para ser distribuidos en los hospitales de Rosario. Sin embargo, nueve meses después, la primera tanda de 32 ventiladores mecánicos está varada en el depósito del aeropuerto de esa ciudad desde el 8 de agosto de 2020. 

Con el 99% de las camas de terapia intensiva ocupadas debido al avance de la segunda ola de contagios del coronavirus, el secretario de Salud rosarino, Leonardo Caruana, reconoció que en este momento los respiradores “serían útiles” para aplacar la tensión que existe en el sistema sanitario local. 

Los equipos para combatir el Covid-19 en internados se encuentran a la espera de la habilitación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para poder ser distribuidos y usados en los hospitales rosarinos

Estos ventiladores mecánicos que donó la Fundación Messi fueron adquiridos, según la información que difundieron en su momento, en la fábrica de autos Seat en España, que desarrolló en medio de la pandemia la tecnología llamada OxyGEN

El problema es que la Anmat no avaló aún el uso de este tipo de insumos médicos para utilizarlos en el país.

Algo similar ocurrió con los respiradores desarrollados por la empresa Inventus y la Universidad Nacional de Rosario -que se llaman Un Respiro– que recién fueron habilitados por el organismo nacional en setiembre 2020.

Por su parte, el municipio de Rosario explicó que los aparatos donados por Leonel Messi «no son tan complejos como respiradores», sino que se trata de una «tecnología que se puede usar para la primera asistencia respiratoria» de los pacientes con Covid-19 y que son «asistidos con oxigeno de forma manual«. Estos equipos podrían reemplazar ese tipo de asistencia que, en algunos casos, puede llevar horas.

Fuente: BAE Negocios