Personal de la Patrulla Motorizada de Monteros realizaba recorridos de rutina cuando intercepto un Honda CG Titán en la circulaba un menor de 17 años.

Al solicitar la documentación pertinente, los uniformados se dieron con la novedad que el rodado tenía un pedido de secuestro por una causa por robo agravado, ocurrido dentro de jurisdicción de la Comisaria N° 8 de la capital tucumana el 21 de enero este año.

Los policías, al mando del Comisario Fernando Toledo, decomisó la motocicleta y dio avisó a la Fiscalia de Turno para avanzar con la causa.