28 May 2021 - 11:38

"Es una batalla totalmente desigual con este virus, perdemos, es muy difícil sostenerlo en el tiempo"

Desde la primera línea, las palabras de la jefa de la Torre Covid, del Hospital del Centro de Salud, Alicia Castillo.

La jefa de la Torre Covid del Hospital del Centro de Salud, Alicia Castillo, defendió la validez epidemiológica de los protocolos y normas sanitarias para poder reducir el número de contagios de coronavirus que tiene en tensión al sistema de salud tucumano.

Castillo sostuvo durante una entrevista trasmitida por Canal 8: “a nosotros, como personal de salud, cuando vemos situaciones – como bares llenos- nos genera frustración y nos sentimos abandonados en este contexto por la sociedadTenemos la necesidad de pedir que acaten las normas que no son tan difíciles. Si lo hacemos vamos a poder circular con total tranquilidad, sabiendo que estamos nosotros impidiendo que este virus se siga transmitiendo de persona a persona”. 

En cuanto a la ocupación de camas en el área de Covid del Centro de Salud, señaló: “estamos con casi todas las camas de terapia intensiva ocupadas. Según informes oficiales, Tucumán tiene un 86% de compromiso de terapia intensiva. Si bien da una sensación de que tenemos un margen todavía, tenemos que tener muchísimo cuidado porque el margen del que hablamos implica un riesgo altísimo porque tendremos que convertir camas a terapia intensiva que no estaban para ese fin”.

La médica determinó, además, con esto implicará emplear “un recurso humano con competencias que no son coherentes con respecto a la necesidad del paciente, vamos a tener más del 70% de mortalidad y un estrés moral por parte del personal de salud. No queremos llegar a eso”.
“Estamos al 100 % de ocupación de camas de terapia intensiva.Tenemos un margen para reconvertir algunas camas no críticas a críticas.

Siempre sabiendo que es con el mismo personal de salud, con gente que no es terapista y con alto riesgo de superar el impacto emocional del personal de salud que se ve ante la responsabilidad del deber hacer y de hacer lo que se puede”, declaró.

También dijo: “nosotros, como profesionales de la salud, como médicos y enfermeros, queremos hacer lo mejor para los pacientes. Pero en este contexto y hace más de un año, venimos haciendo lo que podemos. Esa sensación de no poder dar todo, a pesar de las herramientas que tenemos y que sabemos que es una batalla totalmente desigual con este virus, perdemos, es muy difícil sostenerlo en el tiempo. Y avizorar y observar que la gente no se da cuenta y que no nos ayuda a que esto termine, nos desespera. Nos hace tener que salir de la trinchera para hablar con la comunidad para traerlos a la realidad. Que no esperen estar en una terapia para darse cuenta de lo grave que es esto”.