Foto de Archivo.

Desde las 5 de la mañana las líneas de colectivos que brindan servicio al sur tucumano ya se encuentran en actividad, después de 7 días de paro. Desde la empresa Exprebus confirmaron a MONTERIZOS, que las unidades mantienen el servicio con normalidad a partir de este martes.

Si bien los trabajadores hasta ayer no habían cobrado la totalidad de los sueldos de marzo,  la medida de fuerza fue levantada luego de la firma de un acta acuerdo entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (AETAT).

En el documento se estableció que «la AETAT garantiza el pago de la totalidad de los haberes de marzo/2021 a todos los trabajadores del sector, dando así cumplimiento a acta acuerdo celebrado con las autoridades provinciales, en fecha 16.04.2021, de la cual participó el gremio UTA que nuclea a los trabajadores, por la cual se obliga a destinar los fondos recibidos a la cancelación de haberes adeudados».

«La UTA en esta difícil coyuntura considera que la aceptación de esta propuesta, demuestra la disposición de los trabajadores, para llegar a un acuerdo superador del conflicto, cuidando la fuente de trabajo y la paz social, sumado a la necesidad de contar con los haberes por ser única fuente de ingresos de la familia trabajadora», reza el acuerdo.

Así, «la asociación Gremial procederá al levantamiento de la medida de fuerza anunciada, a partir de los primeros servicios de transporte correspondiente al día 20.04.2021, lo cual se comunica a la totalidad de los trabajadores del sector, a través sus delegados internos, con el fin de que concurran, a sus lugares de trabajo, de conformidad con el diagrama laboral correspondiente».

Los empresarios accedieron a que no se descontarán los haberes de los choferes por la semana de huelga, mientras que desde UTA alertaron que se reservaron el derecho «de continuar con la medida de acción directa, con retención del débito laboral, en aquella o aquellas empresas empleadoras que, incumplan con lo acordado en esta acta  y no abonen en forma directa o depositen en las correspondientes cuentas sueldos, los salarios adeudados y que motivaron la medida de acción directa preexistente a la presente acta, a la totalidad de sus trabajadores, para lo cual se solicitara la constatación de la falta de pago a la autoridad administrativa laboral».

Además, se determinó que en el contexto de «emergencia sanitaria crítica» los empresarios están obligados a «garantizar la entrega de los elementos de bioseguridad a los trabajadores» y que «la presente acta acuerdo será presentada, por cualquiera de las partes intervinientes, por ante la Secretaria de Estado de Trabajo laborales correspondientes, a fin de que tomen conocimiento, del presente acuerdo y se agregue la misma, a las actuaciones que tramitan en el expediente administrativo correspondiente».

El acta acuerdo fue rubricada por los secretarios general y de finanzas de UTA, César González y Daniel Amaya, con Luis M. García y Gustavo A. Cazorla, secretario y vocal y prosecretario de AETAT respectivamente.